Alexander Garrett, Rego Bello y Adrian Cortez se comen los rabos y follan | Men Over 30

Ellas se han ido a doble sesión de cine y ellos se han quedado en casa echando un mus antes de empiece el partido. Todavía queda casi media hora para eso y han encargado una pizza porque no tienen ni putas ganas de hacer cena. Durante la partidita se han portado como chicos malos y se han jugado las prendas como en sus tiempos mozos, así que Alexander Garrett, Rego Bello y Adrian Cortez han terminado casi en bolas.

Oye chavales y por qué no nos hacemos unas pajillas como antes los tres juntos“, propone Alex. A los tres se les iluminan los ojos, puede que por la sorpresa del comentario o porque realmente les apetece. A Rego se le ocurre una idea mejor: “Eso lo hacíamos cuando éramos unos imberbes, cabrón, ahora hay que hacer algo distinto, a lo grande, que ya somos tres machos con pelos en los huevos. ¿Qué os parece si me convierto en vuestra putita y me folláis el culo a placer?“.

Los tres tienen ya la polla empalmada bajo los calzones tras el comentario y lo mejor es que no pueden disimular la tienda de campaña porque están expuestos sin ropa. Acostumbrados a comer almejas, lo de comer rajas de culos no se les da ni tan mal. Hacía tiempo, eso sí, que no chupaban un buen churro, pero por suerte recuerdan bien cómo hacerlo.

Saben que Alex es el que más grande la tiene y por eso acuden los dos a su rabo grandote. Uno se encarga de las pelotas mientras el otro chupa cipote. Alex gime de gusto al ver esas dos cabezas acicalando su enorme y gorda polla. Se estira como un marajá recibiendo todos los manjares. Aunque Rego se ha ofrecido como puta oficial de ese encuentro entre maridos abandonados, los tres se comen los rabos y humedecen las entradas de sus culos, por si acaso.

Sí, Rego no puede resistirse a la gran polla y enseguida se sienta sobre el pollón de Alex. Antes de eso, incluso antes de que Alex se ponga el condón, Adrian se ofrece como mamporrero, ensalivando polla y culo para que calcen a la perfección. Todavía quedan veinte minutos para el partido, más de dos horas para que ellas vuelvan. Ni que decir tiene que ni vieron el partido. Lo que sí vieron fueron las caras de sus parientas con la boca abierta cuando les pillaron follando como animales sobre la cama de matrimonio.

ENJOY NOW ALEXANDER, REGO AND ADRIAN AT MENOVER30.COM

ENJOY NOW ALEXANDER, REGO AND ADRIAN AT MENOVER30.COM

ENJOY NOW ALEXANDER, REGO AND ADRIAN AT MENOVER30.COM

Cerrar