Dante Colle, Jack Kross e Igor Romani dan de comer rabo y se follan sin condones a Thyle Knoxx encima del escenario | MASQULIN

Fuckerbate, Part 4

Con la lefa de Dante Colle encima de su cuerpo, Thyle Knox leyó el siguiente mensaje: “Has recibido un depósito de cinco mil dólares“. Pero había algo más escrito que daba a entender que los restos a los que debería enfrentarse todavía no había terminado: “Tu próximo reto comienza ahora!!- DP“. Extrañado, miró hacia la parte de la barra del bar y vio dos figuras vestidas de negro con capucha que empezaban a desnudarse.

Eran dos tiarrones que se quitaron la capucha y se abrieron la túnica, mostrando sus musculosos cuerpazos y sus bien dotadas entrepiernas. Al de la derecha, Igor Romani, lo reconoció por sus abdominales marcados. Estaba empalmado, con la polla mirando hacia el frente. Cuando se lo folló no tuvo el placer de admirar su lustrosa polla empinada. Al de la izquierda lo reconoció al instante. Jack Kross, el tio cachas, línea inguinal marcada, ese pollón largo que le caía por su propio peso curvadito hacia la derecha. Había tenido el placer de tener esa barra de carne dentro de su culo.

Se subieron los dos desnuditos junto con Dante encima del escenario y le rodearon con sus cuerpos musculados y sus miembros erectos mirando hacia su cara. Thyle no se fijó solo en sus rabos, sino en sus culazos, bien formados, dándose el gusto de tocárselos mientras les mamaba las vergas a esos capullos. Jack fue el primero en requerir sus servicios. Le agarró a dos manos por el cogote y le folló la boca. Los otros dos necesitaban también mimitos y no tardó en notar el roce de sus rabos calientes en el hombro y en el cuello.

Le levantaron y lo que ocurrió a continuación no se lo esperaba. Los dos fortachones le agarraron, Jack por los hombros y Dante por las piernas, lo elevaron hacia arriba poniéndolo en plancha e Igor se quedó en medio, agachado, cogiéndole el rabo, mientras los otros dos hacían pesas con su cuerpo en volandas e Igor se metía su polla en la boca cada vez que lo bajaban.

Volvieron a ponerle en tierra. Qué buenos que estaban esos tres cabrones, siempre rodeándole con sus cuerpos calientes y viciosos, haciéndole ver lo mucho que deseaban follárselo. Entre Igor y Dante le cogieron de cada lado y jugaron a la sillita con él. Enfrente estaba Jack esperando que lo mecieran, con la polla tiesa, gorda y dura. Igor y Dante le dieron impulso y Thyle sintió cómo toda esa maza se le clavaba dentro a pelo.

Se notaba que esos tres estaban acostumbrados a practicar sexo juntos, porque se conocían a la perfección. Dante se tumbó encima del escenario. Thyle volvió a probar su rabo sentándose encima. Ya tenía a Igor y Jack uno a cada lado, animándole, encorvándole la espalda, agarrándole de las nalgas e impulsándolas arriba y abajo para que se tragara la polla de su colega, para que se la pajeara con su lindo culazo.

Más tarde se daría cuenta de que el mensaje encerraba algo más que hasta el momento no había descubierto, unas siglas: “DP“. Cuando lo leyó por primera vez, pensó que eran las iniciales del tipo que había realizado todo ese despliegue, pero cuando Igor se puso detrás de él e hizo resbalar su polla por encima de la de Dante, todo tuvo sentido. Doble Polla. Thyle abrió los ojos como platos al sentir cómo su ojete se dilataba como nunca con esas dos voluminosas pollazas sin condón dentro de su ser.

Estaba claro que algunos tios del campus habían descubierto su faceta como webcamer, aunque nunca descubriría si todo lo que había vivido ese día era algo de una sola persona o incluso de esos tres que le habían dejado el culo partido sobre le escenario y alguien más que habían formado un fondo común para poder gozar de su polla y de su culo. Fuera quien fuera, agradecía las pelas en el banco y la leche de esos mozos guaperas retozando encima de su cuerpo.

VER FUCKERBATE EN MASQULIN.COM

VER FUCKERBATE EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar