Tendencia

La polla gorda del chulazo Marti Trifon | Bentley Race

La camiseta blanca no es que le quede ajustada, es que sus mangas ceden ante la voluminosidad de sus tremendos biceps. Fuerte, apuesto, con barbita, un cuerpo para perderse en el vicio y una cara para perderse en sus besos, Marti Trifon es un chulazo de armas tomar.

Se levanta la camiseta. Primero se mira él y después te mira a ti, como buscando saber qué piensas de esa ondulante tableta de chocolate que luce en sus abdominales. Pues qué vas a pensar, que te tirarías horas relamiéndosela y sintiéndo cada surco bajo la yema de tus dedos. Es un hombre de pelo en pecho, se ha depilado un poco, pero su condición de osete no se la puede quitar nadie. Sólo piensas en montarte en su polla y agarrarte a esos fuertes pectorales mientras cabalgas.

Su culo de macho, grande y fuerte, está hecho para agarrar a dos manos y animarle a bombearte el trasero. Ya sólo te queda descubrir lo que tiene entre las piernas. Hecho a medida, al nivel del resto de su cuerpo, el rabo es lo esperado y un poco más, gordo para partir culos como él solo. Morcillón descansa sobre su ingle. Ahora te toca a ti pajearlo para ponerlo tieso y duro.

VER AHORA A MARTI EN BENTLEYRACE.COM

VER AHORA A MARTI EN BENTLEYRACE.COM

Cerrar