El skater Nate Anderson presume de brocha gorda en el tejado y Ben termina follándoselo | Bentley Race

No parecía para nada tímido, a pesar de llevar una camiseta de Mickey Mouse puesta. Quizá fuera ese aire de gamberrete que le daba la gorrita con la visera hacia atrás o que en cuanto tuvo ocasión no dudó en levantarse la camiseta o ponerse de espaldas bajándose los pantalones cortos y enseñando su precioso culito de skater. Pero lo que más sorprendió a Ben fue ver a Nate Anderson completamente desnudo, con sus converse puestas.

No tenía la polla totalmente flácida. Se veía que de posar delante de la cámara se había calentado un poco y la tenía algo morcillona. Era preciosa, larga y bien gorda. A Nate se le ocurrió tomar un trago de agua de la botella y se lo derramó todo encima. El agua comenzó a resbalar por su cuerpo blanquito y cayó en forma de meada por su chorra, que luciendo al sol, así de mojada y colgando, cilimbrreando levemente, daban ganas de metérsela en la boca y darse un empacho de rabo.

No debería haberse quitado las gafas, porque con esos ojazos azules, Ben se puso tierno y se lo llevó a la habitación para proponerle algo más que una sesión de fotos. De momento siguió pegado al objetivo, inmortalizando el momento en que al chaval se le puso durísima. Una vena recorría el rabo desde los huevos hasta la punta por la derecha y por cómo llegó vestido, nada hacía intuir que la iba a tener tan grande y tan gorda.

A Ben se le fue la mano al pan y le cogió el rabaco masturbándolo suavemente con la mano. Mientras se fue sacando el suyo por la bragueta y Nate estiró el brazo para tocársela. El gusto por tocar pollas era mútuo, pero el que acabó bien follado fue Nate. Momentos antes de entrar a la habitación, Ben estuvo fotografiándolo en las escaleras del tejado, de espaldas, a cuatro patas, con las piernas semiabiertas que permitían ver el agujero rosáceo de la entrada de su ojete y los huevos y el pito colgando. Ya en la habitación y después de magrearse los rabos y dejar que Nate le chupara la polla hasta atragantarse, le cogió por banda y le metió la tranca hasta el fondo.

VER A NATE ANDERSON EN BENTLEYRACE.COM

VER A NATE ANDERSON EN BENTLEYRACE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba