Saul Dance se casca un pajote a tiro limpio sobre la mesa del comedor | MASQULIN

Hot AF

En qué pensamos los tios cuando estamos aburridos y a solas. En muchas cosas, eso es cierto, pero a no ser que algo nos atormente, siempre tenemos hueco para pensar en el sexo. Nos encanta llevarnos la mano al paquete y saber que sigue ahí, colocarlo en el caso de que se nos ponga morcillona. A veces no nos basta con eso y seguimos adelante sabiendo cuál va a ser el final.

Así está Saul Dance, arregladito con sus vaqueros super slim, to guapo, repeinado y con barbita, pero con mucho tiempo por delante antes de salir con sus colegas y la polla demasiado apretada. Le gusta tocar su cuerpo, sentir su propia fuerza, ponerse a prueba. Se desnuda y se baja los pantalones por los tobillos. Se saca la polla que ya tiene bien dura, gorda y lubricadita natural. Siempre hay tiempo para una paja.

Está cachas, adora su torso peludete y tiene una buena minga. ¿A cuántos seducirá esa noche? ¿Cuántos estarán dispuestos a encontrarse con él en los baños. Solo de imaginar la de rabos que habrá esperando para que él los descargue le pone cachondo. Ahora que la tiene dura no puede parar. No puede guardarla de nuevo en los calzones y hacer como si no hubiera pasado nada. En un cuarto de hora o menos tendrá nueva carga en los huevos, pero ahora necesita soltar munición.

Se tumba en la mesa y se jura a sí mismo que no va a parar de meneársela hasta correrse. Da la orden a su mano que obedece fiel y se mueve arriba y abajo incesante. Le ordena “puta, no pares” y ella sigue dándole al manubrio. El gustazo se agolpa por detrás de la nuca, por detrás de la espalda de Saul, en algún lugar indescriptible. Queda una última orden. Si lanza hacia arriba tendrá que pasar por la ducha. Siempre es mejor papel o toalla para limpiar los restos. Ordena a su mano dirigir la polla hacia su ombligo. Llega a tiempo. Suelta leche en tal cantidad a tiro limpio sobre su torso que de no haberlo hecho así habría terminado fino. Se relaja mirando la cantidad de lefa acumulada entre sus musculosos y peludos pectorales. Ahora debe encontrar la manera de llegar al baño sin que todo eso caiga hacia abajo. Pringar los dedos y comer es la mejor opción.

VER A SAUL DANCE EN MASQULIN.COM

VER A SAUL DANCE EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba