Tendencia

Markus Kage empotra a Only Matt sin condón contra la pared en la construcción | MASQULIN & The Bro Network

Tradesmen Attraction

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

Hoy aquí y mañana allí, así era el apasionante mundo de la construcción, que llevaba a Markus Kage demoliendo paredes con su maza de un lugar a otro para después volver a construirlas. Cada vez que salía a dejar los escombros, se encontraba con un chulazo que le endurecía el rabo. Only Matt era guapo y atractivo el tio, con ojazos. Ese día estaba especialmente irresistible. Aunque estaba nevando, el tio iba con el chaleco de eñalización destapado y con camiseta de tirantes blanca. Sobresaliendo del cuello se le podían ver unos buenos pelazos. Era un lobo como él.

Esperó que también fuera solitario. Al segundo día Markus le hizo unas señas y se lo llevó al piso que estaba construyendo. Allí descubrió que, después de tantos días fuera de casa, ese tio tenía tantas ganas de sexo como él. Los dos fuertes y cachas, atractivos, peluditos. La conexión fue instantánea. Markus lo empujó contra la pared y lo agarró del cuello, disfrutando de arriba a abajo de las vistas dle cuerpazo de ese mamón cuando le quitó el chaleco. Lo bien que le senatan esa camiseta blanca de tirantes no era ni medio normal. Estaba buenísimo.

La actitud dominante de Markus dio resultado, Matt se le quedó mirando, una mirada entre vicio y perversión que tornó en asombro al verle la larguísima polla antes de chupársela. Markus siempre había teniso unas buenas herramientas y la que tenía colgando entre las piernas no iba a ser menos. Matt no le soltó la pija mientras se iba desnudando, se dio la vuelta mirando hacia el boquete que había hecho Markus en la pared y se dejó empotrar por ese fornido macho.

El sexo fue durísimo y muy cerdo. Markus dándole por detrás, empujando una y otra vez con ese culazo grandote y peludo que se dejó a la vista bajándose los vaqueros justo por debajo. Se los quitó para sentarse, bajados hasta los tobillos, para recibir sentado en sus piernas a Matt que le cabalgó el rabo. Cómo la disfrutó el cabrón, cómo le gemía justo frente a su cara, en la oreja. Todos esos gemidos eran combustible para Markus, que se ponía más cachondo al escucharlos.

Le empotró contra la pared, le agarró por los pelos mientras se la metía fuerte y le obligó a mirarle. Tenerle ahí dominado le encantaba. Ese culo peludo tragando polla a pelo, lo jodidamente guapo que era el cabrón. Salió de su interior y le empujó la cabeza hacia abajo para que se agachara. Se corrió en sus morros y en su barbita. El resto de obreros ya entraba en su turno. se vistieron rápido. A Matt no le dio tiempo de limpiarse la cara, pero pensó que al fin y al cabo nadie se daría cuenta ahí fuera porque estaba nevando.

VER A MARKUS KAGE Y ONLY MATT EN MASQULIN.COM

VER A MARKUS KAGE Y ONLY MATT EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba