Straight Porn Side: Charles Dera se folla a pelo el coño y el culo de una chavalita en la fiesta de camisetas mojadas | Brazzers

Make It Rain

Noche de fiesta ibicenca. Todos los hombres de blanco, haciendo destacar la tez morena de sus cuerpos. A Megan le cuesta elegir entre tanto tio guapo. Una lluvia inesperada cae del cielo, es la hora de las camisetas mojadas. Cae sobre ellos destacando sus fuertes músculos, mojando su pelito engominado. Cae sobre ellas. No llevan sujetadores, todas las domingas apretadas contra la tela, los pezones mirando al frente, duritos.

Abre los ojos, por fin lo ve. Es un macho guapísimo, atractivo, con bigote y pelo rapado por los lados. Quiere que ese tio le coma el coño. Le ama. Un gesto de su dedo le basta para separarle de sus amigos. Se mete en el reservado, se aparta las bragas y se pone cachonda cuando ese hombretón saca la lengua y le roza con ella el clítoris.

Lo esperaba más rudo, de los que se baja la bragueta, se saca la chorra y la mete a destajo, mirando por su propio placer, pero Charles Dera es distinto, todo un caballero. Explora su chochete con la lengua y siente que la tia se estremece al llegar a cierto punto. Lo aprovecha para satisfacerla. El bigote es una herramienta. A ellas les encanta sentir el raspado mientras se abre camino con rápidos lengüetazos.

Le roza los labios, los de ahí abajo, con los dedos. La mira con deseo. Es un caballero, pero su encabronamiento va a ir de menos a más. Sustituye las caricias con las yemas. Coge el dedo gordo y se lo inserta dentro del coño. Aunque ellas te digan una y otra vez que desean a un tio sensible, la realidad es que les gustan cabronazos en la cama. Charles combina a ambos tipos de hombre, por si acaso.

Dedica un buen rato a lamerle el chochito, antes de quitarse toda la ropa y quedarse con los gayumbos blancos. La tiene empitonada hacia arriba, durísima. Si no llega a ser por la doble tela que recubre la parte delantera, como los abanderados, al mojarse antes se le habría transparentado el rabo. La manita de Megan le soba el paquete. Teme que sea demasiado para esa chiquilla.

De repente se convierte en una perra. De un arrebato estira fuerte de la goma de los calzones hacia abajo y descubre el gigantesco pollón de ese macho. Se la mete dentro de la boca. Charles se lleva la mano a la cara. A ver si ahora para el que va a ser demasiado va a ser para él, que ha estado a punto de correrse al sentir el contacto de sus labios.

No puede creer que le esté pasando esto, con la de agujeros que lleva follados a sus espaldas. Joder, cuando parecía que la chiquilla no iba a dar a basto ni con su cipote, va la muy perra y se jala el rabo entero a bocados, pasándolo a través de su garganta profunda. Hace un parón para chuparle los huevos y retoma la mamada acompañándola de una paja.

Charles cierra los ojos intentando concentrarse, pero es imposible acallar el intenso sonido de la chupada. Vuelve a llevarse la mano a la cara. Como siga así, le va a llenar la boca de mecos calentitos. No sabe ni por qué coño ha vuelto a mirar hacia abajo. Ve su manita cogiendo la polla por la base, merendándose su trabuco, las babas recorriendo el tronco de su polla, ahora más dura que un arbusto.

Ella ha sido más cerda que él comiendo las partes nobles, pero piensa solucionarlo a base de una buena follada. Le pone el culito en pompa, retira un poco más las bragas que aún lleva puestas y se la mete a pelo dentro del confortable chochete. En cuanto se acostumbra a la forma en que se lo atrapa, a su textura y tamaño, la empotra a fondo.

La coge por las caderas y la lleva hacia atrás con fuerza para ensartarla en toda su santa polla. Aprende rápido el movimiento y la deja que lo haga solita. Bombea el rabo con su culazo, mirando hacia atrás, dando gusto a ese precioso macho, arrastrando su chocho a lo largo de esa soberana polla.

Bragas fuera. La tumba de costado en el sofá y se pone detrás de ella. Charles dobla un poco las rodillas y la eleva una pierna. Se coge el rabo y lo deposita dentro de su coño, se amolda para coger buena postura, flexionando más las rodillas, cogiendo un punto de apoyo que le sirva para la acometida. Se la folla. Acerca su boca a su oreja y le susurra gemidos. Ella gira la cabeza. Le mira. Puto guapo que es y qué bueno que está. Piensa.

No se lo dice, pero desearía que fuera su hombre para el resto de su vida. Esos ojazos, esa cara guapa de chulazo, su voz profunda de macho. Vuelve entre sus piernas, a mamarle la verga. Se aparta y lo mira desde la distancia. Sentado en el sofá, la minga enorme y dura sobre sus abdominales. Tiene que hacerlo. Se sienta sobre ese fornido macho mirándole a los ojos, clavándose su polla, plantando las manos sobre sus fuertes pectorales, le pone las tetas en la cara para que se entretenga chupando los pezones con esa boquita.

Le hace una paja con la polla entre las nalgas. Charles la coge de los cachetes y la impulsa con fuerza repetidas veces sentándola encima de su polla. Megan se da la vuelta. Charles le junta las piernas con sus fuertes brazos, para dejar el chochito más estrecho. Pero esta vez no se la mete por el coño, se la inserta completamente a pelo por el culo. Megan nunca sabrá si es que se confundió, pero, ¿cree que un tio con tanta experiencia se va a confundir de agujero? A traición.

Le va a pintar un bigote como el suyo, pero de blanco. Charles sabe medir el tiempo justo para sacar la polla a punto de correrse y desplazarse hasta su boquita. Megan espera con la lengua fuera y cierra los ojos cuando un chorrazo de esperma le dibuja ese precioso bigote grumoso. Charles se estruja la polla para sacarse hasta la última gota. Justo cuando un montón de semen recubre la raja de su cipote a punto de caer al suelo, ella se mete el rabo dentro de la boca y se lo chupa todo.

Ahora otra vez a salir fuera, a mezclarse entre la gente, a ver esas camisetas blancas mojadas, torsos transparentes de hombres atractivos, manitas apretándose esos pechos prominentes con los pezones tiesos, todos deseosos de pasar un buen rato y follar. Un simple gesto entre la muchedumbre. Tienes permiso para entrar.

VER LA ESCENA EN BRAZZERS.COM

VER LA ESCENA EN BRAZZERS.COM

Botón volver arriba
Cerrar