Tendencia

Tate Ryder jode el culazo de Andy Samuel sin condón | Bentley Race

Si a Andy Samuel le hubieran dejado a su libre albedrío en el tejado sin control, el chaval se habría machacado la polla y dejado varias veces la leche sobre el piso. Tate Ryder, ese chulazo con el que ha crecido machacándosela día y noche delante del ordenata, ahora está desnudo, frente a él, cachas, musculoso, guapísimo, con la chorra tiesa toda para él.

Se pone de rodillas y se la chupa. Todavía no puede creerlo, la pollaza de Tate, esa polla por la que ha soltado tanta lefa, ahora está en su boquita, tan grande, tan gorda, caliente. Se la está chupando de puta madre, las ganas es lo que tienen, y Tate le señala mirando a la cámara, alabando el buen hacer del chaval adorándole la pija.

Del hambre y las ganas que tiene, se mete la polla hasta el fondo de la garganta. Tate recula ante ese ataque que le ha pillado por sorpresa. Después del regalito, Andy va casi gateando hacia las escaleras de cemento, planta las manos delante en los escalones superiores, las rodillas un poco más abajo. Quiere que ese macho con el que tanto ha soñado, le dé por el culo, que le meta pollazos sin parar, que le agarre por las caderas con sus manos fuertes y se adueñe de su trasero. Va a gozar de todo eso y más, pero antes se le nubla la vista y casi se corre cuando el pollón de Tate, antes de colarse por su agujero, se reboza por toda la raja de su culo y la bolsa de sus huevos.

VER A TATE Y ANDY EN BENTLEYRACE.COM

VER A TATE Y ANDY EN BENTLEYRACE.COM

Botón volver arriba
Cerrar