Tendencia

Sexo de emergencia 1: El doctor Dante Colle hace una mamada a Paddy O’Brian y se deja follar por su paciente | MEN

Después de varias semanas tras su accidente, Paddy O’Brian despierta del coma en la habitación del hospital. Mientras que para los demás ha transcurrido el tiempo, para él parece ser el despertar de una mañana más, porque se levanta empalmado, montando una tienda de campaña bajo las sábanas y con la polla tan dura como un chavalín en su adolescencia.

Mira que el doctor Dante Colle y los enfermeros han tenido que aguantar caprichos de sus pacientes, pero lo de Paddy sobrepasaba todos los límites. Agarró al doctor de la bata y se lo dijo bien clarito: “Doctor, quiero que alguien me haga una mamada y me deje follarle el culo“. Jooooder, pues sí que se levantaba con energía este paciente.

El cabrón tenía a su novia allí al lado, pero se ve que el accidente le había dejado más tocado de lo normal, porque dejó claro que no quería a una mujer, quería el culazo de un hombre para desfogarse y expresamente quería el de su doctor, que le había parecido tremendamente atractivo. Dante no pudo decir que no cuando su paciente retiró la sábana y vio aquel pedazo de mole grande y super gorda. Se le hizo la boca agua.

Mandó a tomar por culo de allí a familiares y personal y se quedó a solas con el paciente con la excusa de que iba a calmarle. Bueno, en realidad no fue una excusa, fue la verdad. Sostuvo la polla de Paddy en su mano derecha. Era enorme y todavía estaba morcillona. La meneó un poco y pudo ver cómo el cipote gordo llevaba el peso del rabo, contoneándose de un lado a otro.

Se la chupó hasta que aquella tranca se puso durísima y no podía crecer más y después se puso con el culo en pompa sobre la camilla para que Paddy le metiese la polla por el culo. El doctor era muy curioso, pero nunca pudo imaginar que se le presentaría aquella oportunidad de ser follado por un tiarrón guapo, atractivo, cachas y con un pollón descomunal en su propio ámbito de trabajo.

Para terminar de cumplir los caprichos de su paciente, Dante se arrodilló en el suelo acercando la cara a la polla masturbada y recibió todos los chorrazos calentitos en la jeta. De camino a la sala de espera, pasó por el baño y se limpió la cara con unas toallitas, antes de comunicar a sus familiares y a su novia que el paciente estaba de puta madre. Vaya que sí. Con ganas se quedó de darle la enhorabuena a la novia. Qué suerte tenía la cabrona cada mañana.

VER EMERGENCY SEX EN MEN.COM

 

VER EMERGENCY SEX EN MEN.COM

Cerrar