Derek Bolt mete una follada a Gabriel Cross sobre la impresora | Men At Play

Low Toner

Otro día más en la oficina, otro día más en el que sucedía algo inesperado que conseguía entorpecer el trabajo. Gabriel Cross había seguido todas las instrucciones marcadas: poner el papel que quieres fotocopiar en la ventana, bajar la tapa y darle al botón. Pero el resultado siempre era el mismo: una puta hoja en blanco saliendo por la bandeja.

Cuando su compañero Derek Bolt se acercó sonriendo, pensó que era algún tipo de broma suya, pero todo era mucho más sencillo. El tóner se había acabado. Fin de semana, sin suministros de repuesto en mla oficina, con el servicio técnico cerrado. ¿En qué coño emplearían las horas que le faltaban por cumplir de su jornada?

Tú y yo tenemos dos tóner de repuesto” le dijo el chistoso de su colega. Se acercó a él más de la cuenta y con los dedos le palpó el paquete. Gabriel se quedó mirando cómo esa mano le masajeaba el pito por encima de la tela y cuando subió la cabeza para mirar a Derek, este ya estaba inclinándose hacia él para pegarle un morreo. Gabriel no se resistió. Había algo en ese hombretón con barbita, más alto que él, que le gustaba.

Derek le cogió de la corbata y tiró de ella hacia abajo como si fuera la correa de un perro cuyo dueño engancha para obligarle a sentarse. Gabriel obedeció poniéndose de rodillas, Derek se bajó los pantalones a la altura de la huevera, lo justo para liberar su rabo y sus pelotas y obligar a Gabriel a chupársela. Derek le devolvió la mamada y aunque el chavalito la tenía mucho más larga que él, se ganó el derecho de penetrar su culito.

Retiró un archivador tras el que tenía escondida una caja de condones. Chupándose los dedos remojó los bordes para colocárselo mejor, lo deslizó sobre la piel de su polla, con una mano se hizo espacio en la raja del culazo de Gabriel desplazándole uno de los cachetes, se inclinó para apuntar bien y se la metió empinada y dura.

Cómeme el tóner, toma tinta“, insistió Derek antes de sacarle la polla y obligarle a bajar de nuevo con la cara a la altura de su polla. Gabriel abrió la boca, sacó la lengua y se dejó lefar la cara. Ese hombretón se deshacía en espasmos mientras se corría. Por la polla le salía leche bien espesa, que formaba pequeños charcos acumulados en zonas estratégicas de la barbita de Gabriel. A falta de tóner, buenas son dos pollas.

VER LOW TONER EN MENATPLAY.COM

VER LOW TONER EN MENATPLAY.COM

Botón volver arriba
Cerrar