Alejandro Marquez presume de pectorales y se casca su grande y gordo pollón | MASQULIN

Hot AF

Este hombre todavía ronda las pajas de mis sueños. Cierro los ojos y se me pone dura pensando en los carnosos labios de Alejandro Marquez, en su pícara mirada, en cómo me mira lascivamente desde el otro lado de la barra del bar y se lleva un dedo a la boca mientras se levanta la camiseta y me muestra sus grandes y musculosos pectorales de pelo en pecho.

Sólo deseo estar encima, cabalgarle y posar mis manos en ellos, sintiendo toda su virilidad. Todavía puedo verle dirigiéndose a los baños. Nos metemos en un retrete a salvo de miradas indiscretas y cerca de mí empieza a bajarse los vaqueros y luego los calzones. Desde arriba puedo ver su porra bien acomodada en los gayumbos, morcillona.

La tiene muy grande, gorda y venosa, despierta mi apetito. Cuando se la saca entera, sale cilimbreando levemente y el pellejo que recubre el glande se retrae poco a poco hacia atrás a medida que le va creciendo. Se la agarra y en un par de pajotazos le ha crecido casi el doble. Pone una mano debajo del rabo y le mete varios pollazos bien sonoros que por un momento temo que alguien que esté meando pueda escuchar fuera y advertir que estamos haciendo cosas guarras.

Cada vez que su mano destapa su cipote no puedo menos que admirarlo. Es grande, brillante, lubricado de una forma natural. Se la pela delante de mí, me coge una mano y la lleva a su trasero para que le acaricie esas nalgas grandotas y redonditas como globos.

Con la otra mano me agarra del cuello y me atrae hacia él. Puedo escuchar su respiración agitada cerca, muy cerca y ahí abajo el soniquete de la polla cascada una y otra vez entre sus manos, fuerte y aprisionada. Sé que de un momento a otro se va a correr y quiere regarme con toda su lefa y también sé que no quiero separarme de él hasta que acabe de hacerlo, porque quiero vivir esa cerdada con él de principio a fin.

VER A ALEJANDRO MARQUEZ EN MASQULIN.COM

VER A ALEJANDRO MARQUEZ EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba