Tendencia

Straight Porn Side: Juan Lucho, Alberto Blanco y Xander Corvus se follan como perros a una chavala en la acera y cruzan lefazos sobre su cara

La putivuelta se inventó hace ya unos añitos en Gandía Shore. Para los que desconozcan el término, consiste en darse un garbeo por un local en una fiesta poniendo a los chicos cachondos, insinuándose delante de ellos, rozarles el culo contra los paquetes, darles morreos… una especie de rolletes rápido, de apenas unos segundos, sin compromiso y sin llegar a más. Al menos hasta ahora.

Romi tiene el coño caliente y decide hacer la puti a lo grande, en limusina, recorriendo las calles de noche y encontrando a los mejores chorvos. Pilla al primer guaperas y en cuanto le enseña las peras ya lo tiene con el rabo empalmado. Lo cobija entre sus tetas. Está tan bueno y tiene una polla tan grande que le pone el trasero para que se lo folle por la ventanilla. Xander Corvus piensa que no es lo más cómodo del mundo, pero si te ofrecen por la calle una folladita de chochete así de gratis, imposible negarse.

La tia está habrienta de rabo y antes de que ese chaval le meta una acabada, se le ocurre ir en busca de más chicos. Necesita pollas, muchas pollas, estar rodeada de ellas, agarrarse a sus mangos y pajearlos, comérselos como una cerda. Se encuentran con un par de coleguitas que vuelven de fiesta. Sus tetazas son tan llamativas que no pasan desapercibidas. Si ella quisiera, podría ir embobando a los tios con los que se cruzara y llevarse a un centenar a un descampado. Ellos lo harían encantados.

Algo bebidos y sin ser conscientes de que alguien pueda pasar por allí y verles, Juan Lucho y Alberto Blanco se empiezan a poner cachondos sobándole las peras y rozándole la hendidura del gordo coñito con los dedos. Sin espacio dentro de la limusina para tantos hombres y sin otro lugar a que ir, se sacan las vergas y entre los tres forman un corrillo para darle de comer pollas mientras ella hinca las rodillas en la acera en plena calle.

No son pollas normales, son pollazas enormes, gigantescas. Romi siempre mantiene sus manos ocupadas agarrándose a dos de ellas con fuerza e intentándose meter la tercera por la boca. Jamás había visto a un trio de hombres tan bien dotados. Ante sus ojos y de tan cerca, esas pollas son tan gordas como barriles. Cerca hay un camión abandonado, el lugar perfecto para que la perforen el coño.

El rimmel que tanto tiempo le había costado ponerse en las pestañas antes de salir de fiesta, ahora resbala por su cara. Esos tios no paran de darle polla por la boca mientras se la follan, son como perros. Xander le saca el rabo del coño y le mete unos buenos disparos de lefa que acaban sobre ella, entre sus pechos. Sabe que cuando un hombre se corre delante de otros, los demás no van a poder aguantar las ganas.

Vuelve a ponerse de rodillas. Alberto y Juan se están pajeando duro sobre su cara. Puede escuchar casi al unísino sus gemidos. Acercan al máximo sus cipotes a su boca y a la par le sueltan una lluvia cruzada de chorrazos calentitos de semen que le dejan cubierta toda la cara. Rabos cargados de lefa, rimmel y leche sobre su jeta. Putivuelta completada.

VER LA ESCENA EN REALITYKINGS.COM

VER LA ESCENA EN REALITYKINGS.COM

Botón volver arriba
Cerrar