El guaperas Ricky se machaca la polla en el sofá | Sean Cody

Este chavalote de veintiséis añitos trabaja como contratista y lo tiene todo para conquistar. Sonrisa blanca de anuncio, ojos de mirada penetrante, un cuerpazo escultural que quita el aliento cuando levanta los brazos, haciendo que más de uno caiga rendido a sus pies (o al cerdeo de lamer sus sobacos) y unos oyuelos dibujados en su fuerte mandíbula que no sabes si comértelo a besos o follártelo a lo bestia para que desaparezcan de su cara, antes de que te obliguen a sacar toda la leche que llevas dentro.

Lo de Ricky no es normal hasta cuando se baja los pantalones. El tio tiene buena planta y deja el listón bien alto cuando se quita los gayumbos, mostrando una super deliciosa polla larga que, en conjunto con su cuerpo, está demasiado bien proporcionada.

El problema viene cuando se da la vuelta y enseña su culito grande y suave, con algunos pelillos asomando por la raja que cierra a cal y canto su ojete. Tiene una pintaza tan suave y agradable al tacto que entran ganas de frotarlo y manosearlo hasta sacarle brillo. Da gusto verle pajeándose a solas, machacándosela sobre el sofá, gimiendo como un puto animal encerrado, la mirada perdida cuando seinte el gusto invadirle los huevos. Hay muchas ganas de verle petar culos, aunque sería todo un sueño ver el suyo enfundado con una buena tranca dentro.

ENJOY NOW RICKY AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW RICKY AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW RICKY AT SEANCODY.COM

Close