Sir Peter, Dom King, Harold Lopez, Charlie Cherry, Bruno TheBeardX y Papixtrong meten un gang bang sin condones a Leo Bacchus | Lucas Entertainment

Gang Banging Leo Bacchus

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

El momento en que Leo Bacchus se dio cuenta de que esa quedada con otros tios para follar, en lugar de una simple sesión de pajas o en una orgía, iba a convertirse en un gang bang en el que él sería el centro de atención, no tardó en llegar. Nada más cruzar la puerta de la habitación, se dio cuenta de las ganas de sexo que se reflejaba en los rostros y las acciones de esos tios.

Sir Peter, Dom King, Harold Lopez, Charlie Cherry, Bruno TheBeardX y Papixtrong se lo llevaron a un colchón grande junto a los amplios ventanales de la terraza. Ellos se quedaron de pie y a él lo dejaron en medio, rodeándole. Todavía no se habían quitado los calzones cuando Sir Peter le agarró la cabeza y le obligó a esnifar el paquetón de Dom. Papixtrong le palmeó el culazo.

Al girarse, la mitad de ellos ya se habían sacado la polla de los calzones, todas enormes, especialmente la de Cherry, descomunal, y se estaban masturbando mirándole fijamente. Tener una putita a sus pies, con un buen rato por delante para hacer con ella lo que quisieran les ponía cachondos. Leo también lo estaba y lo demostró empinando el rabo como los demás, con una buena tienda de campaña montada en la huevera.

Sir Peter se aseguró de que se comía debidamente todos y cada uno de esos rabacos. Conducía su cabeza de uno a otro y no quedaba satisfecho hasta que la cara de Leo se quedaba roja y afloraban las lágrimas en sus ojos. El rabo duro de Leo ya no aguantó más en sus calzones, se le estaba poniendo tocha. Se los quitó y disfrutó de la libertad de sentirse desnudo. Su largo pene grande y descapullado se mecía entre sus piernas dulcemente mientras uno a uno esos hombres se ponían detrás de él y metían sus pollas dentro de su culo, desnudas, a pelo.

Le excitaba que fueran tan cerdos, que lo llevaran de un lugar a otro, que le obligaran a sentarse en los rabos para cabalgarlos. Cuando volvió a ponerse de rodillas con la boca abierta y la lengua por fuera, fue para recibir la leche de esos seis cabronazos. Miró su cara de cerdos salidos, las sonrisas en sus caras mientras se la pelaban encima de su jeta. Llegaron los primeros lechazo y entonces eso fue un no parar, trallazos por todas partes, las caras de esos hombres corriéndose, entregándole toda su leche.

VER GANG BANGING LEO BACCHUS EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER GANG BANGING LEO BACCHUS EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Mostrar más
Botón volver arriba