El brasileño Levi Junior se folla al tiarrón Nik Fros a pelo con su larguísima tranca | Tim Tales

Las luces de neón iluminaban y dejaban al descubierto los secretos de sus dos cuerpos desnudos. Ambos estaban muy cachas, más Nik Fros con unos pectorales macizos y un culazo impresionante, pero Levi Junior no se quedaba atrás con un cuerpazo delgado y atlético que sin duda hacía destacar mucho más su larguísima polla de veintitrés centímetros, esa que estaba dejándose comer a su nuevo colega mientras le metía un bailecito de caderas que sólo podía hacer un buen brasileño.

Por cómo se la mamaba al principio ahí de rodillas, que sólo le cabía la mitad por la boca, no pensó que ese tiarrón pudiera llegar a tragársela entera, pero lo hizo. Levi tenía una buena tranca, muy apetecible. Quizá eso fuera lo que motivo a Nik para meter la cabeza entre sus piernas y devorar toda su gigantesca polla hasta el fondo. Cuando se la sacó, le miró con esos ojazos claros, con la polla llena de babas encima de su masculina cara de machote.

El tio era grande y fuerte y tenía pintaca de empotrador, pero eso no amilanó a Levi, que le puso a cuatro patas y le dio por culo sin condón. Se propasó con él un poquito follándoselo como si fuera un pollo a la parrilla, por detrás, de costado pisándole la cabeza para que se sintiera sumiso y dominado y por delante, con todas esas piernas fuertes y grandes abiertas, observándo cómo se le mecían los huevos y el rabo entre las piernas cada vez que se la metía.

Al segundo se dio cuenta de las bondades de ese culazo tan exigente. El cabronazo parecía no tener fondo y se la agarraba dentro del ano con la fuerza justa para viciarse con él, para sudar, para darlo todo. Salió de su culo y se dirigió hacia su boca. Le dejó un buen poso de leche en los morros. Lefotes blancos y muy espesos debajo del labio inferior, en el lateral sobre los pelos de su bigote, con una hilera que se resistía a despegarse de otro pegote justo en su mejilla. Nik siguió chupándole la polla, degustando su semen, sacándola de ella y sosteniendo esa larga tranca sobre su cara.

VER A LEVI Y NIK EN TIMTALES.COM

VER A LEVI Y NIK EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba