Isaac Hauncho se desnuda por completo mostrando su musculoso y peludo cuerpazo | GayHoopla

Sus ojazos verdes son una puta lujuria. Estoy delante de Isaac Hauncho en la entrevista y no ve el momento de decirle que comience a desnudarse, a enseñarme ese cuerpazo de macho que intuyo por debajo de la ropa, poder verle retozar entre las sábanas regalándome un pajote para la vista. Cuando se quita la remera me doy cuenta de que no estaba equivocado, de que esos pelillos negros y fuertes que veía sobresalir por el cuello de su camiseta eran el preludio a un torso de fantasías épicas.

Entre tanto chaval guaperas y depilado, ver su cuerpo masculino y viril lleno, llenito de pelos, me hace sentir como si viera un oasis en pleno desierto. Este es uno de los míos. La zona superior de su cuerpo es como una selva impenetrable y tupida. Los pelazos le sientan divinamente en su tren superior, coronando sus musculosos y potentes pectorales. Hasta en los hombros y la espalda, donde normalmente a uno no le termina de convencer, a él le sientan genial.

Se tumba en la cama, se va bajando los pantalones con una mano y me enseña el principio de su polla. El otro brazo lo tiene ocupado pasándoselo por detrás de la cabeza. Me mira serio desde la distancia, con esos ojazos, su sobado super peludo llamando mi atención, poderosamente. Yo hace tiempo que le he dado el visto bueno y he marcado el check en la hoja, pero no se me debe notar, debo dejar que se lo gane a pulso.

Entonces me sonríe y termino de enamorarme. Sin querer hago una segunda marca en el cuaderno, algo que viene a decir que me gusta demasiado. Intentando ocultar mi erección, le invito a hacerse unas fotos en la puerta junto al patio. Me encanta la forma de su polla, como si estuviera inmersa en un estado perenne de eterno empalmamiento, parece que está flácida pero a la vez algo durita, reposando sobre sus huevos que la suben hacia arriba. Luego me doy cuenta de que estaba dormidita, porque a medida que le hago tomas y se siente más cómodo, veo cómo se le empalma del todo, luciendo un buen pollón de varón con el tamaño perfecto para metérselo entero dentro de la boca, esnifar los pelos de la base de su rabo sintiendo cómo se te meten por las narices y contener una buena arcada.

Si por delante está rico, por detrás me vuelve loco. Mi mente obscena sólo ve un macho musculoso y peludo retozando encima del colchón, bocabajo, elevando un poquito una pierna para dejarme ver su enorme culazo peludo, su raja más peluda todavía. No puedo evitar fantasear con tios penetrándole y dejándole la leche encima, correteando por sus pelazos negros. Mira hacia atrás en el mejor momento de mi carrera, cuando sin darme cuenta me la he sacado para hacerme una paja a su salud. Isaac se agarra una nalga con la mano y se abre el culo. Creo que quiere que me lo folle.

VER A ISAAC HAUNCHO EN GAYHOOPLA.COM

VER A ISAAC HAUNCHO EN GAYHOOPLA.COM

Mostrar más
Botón volver arriba