Ethan Metz se folla al brasileiro Rafael Ferreira sin condón en la azotea con sus veintitrés centímetros de pollón francés | Tim Tales

Los invitados estaban alucinando de cómo habían congeniado esos dos. La fiesta ya había terminado y Ethan Metz y Rafael Ferreira se quedaron follando en la azotea como conejos toda la puta tarde a pesar del sol abrasador que caía sobre sus cabezas. Ahí estaba el quarterback musculoso, cubriendo la retaguardia del guaperillas de clase.

Enchufaron la manguera, le pusieron el aspersor, la metieron por el cuerno multicolor del globo de unicornio y así tuvieron lista una ducha improvisada que refrescaba sus cuerpos calientes. Ethan se había acoplado de pie por detrás de Rafa y no le soltaba, le tenía bien enganchado por la polla haciendo lo que mejor se le daba hacer además de jugar al fútbol.

Su rabo era la envidia del instituto, veintitrés centímetros de polla dura y gorda, ligeramente más gruesa a medida que se iba acercando a la base del pene, decorado con la fantástica guinda de dos poderosos huevos colgando que era pura maravilla ver danzar entre sus piernas cuando follaba o se la cascaba. Lo de amar y la sensualidad de su masculina cara ya lo llevaba en sus genes, francés de pura cepa, todo un conquistador al que no se le resistía ningún culazo.

Mientras uno gozaba del respeto por su enorme polla, el otro, que no andaba mal dotado tampoco con veinte centímetros de verga, tenía algo más codiciado por machotes como ese. Nadie podía resistirse a una mirada de Rafa, con su guapísima cara enmarcada con una perfecta barbita. Su culazo tragón era como un premio para los varones que se lo merecían.

El sol hacía relucir su tez morenita y el contorno de su musculado cuerpo. Estaba tremendo tumbado boca arriba, con las manos detrás de la cabeza y las piernas abiertas recibiendo polla a pelo. Ethan metía y sacaba el cilindro de su culo, impresionado por la forma en la que se lo tragaba, ajustado, pero como si no le costase. Le gustaba follarse a los tios por detrás, ver cómo giraban sus caritas sonrientes, incitándole a ser más perro.

Terminaron cascándosela en plan colegas, Rafa posando la cabeza en la barriga del quarterback, lo que le regaló un impresionante primer plano de esa enorme polla corriéndose. Unos trallazos de lefa blanquitos surcaron el aire por encima de su jeta y le mojaron el cuerpo y la barba. Ante ese espectáculo, Rafa se vino arriba y se desvirgó la polla con una mano.

VER A ETHAN Y RAFAEL EN TIMTALES.COM

VER A ETHAN Y RAFAEL EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba