Tendencia

Enzo Rimenez empotra el culazo de Dario Beck y esnifa sus calcetos | Men At Play

WEDDING ATTIRE

Un hombre aprende de otro hombre. Nadie me enseñó a quitarme una camiseta, lo hacía sacando una manga y después la otra, pero me bastó ver a otros chicos hacerlo para ponerlo en práctica de la misma forma, cruzando los brazos, agarrando la base de la camiseta y tirando hacia arriba. A hacerme pajas lo mismo, aunque tardé en acostumbrarme al gustazo que me daba apretarla tan fuerte entre los dedos de mi mano.

Dario Beck parece un poco perdido entre tanto traje de boda, no sabe ni por dónde empezar a ponérselo. Busca la ayuda de Enzo Rimenez. Sus manos fuertes y esa mirada de macho, lejos de intimidarle, le ponen cachondo. Con el pantalón tan apretado, mientras le ajusta la corbata, teme que se note demasiado que le está creciendo la verga.

Ese macho tan apuesto acerca su boca a la suya, saca la lengua y le mete un repasito que le hace flipar, que termina de ponerle la polla recta y dura a punto de reventar la bragueta. Cómo besa el guaperas, con qué ganas y estilo. Dario se toma la licencia de magrear su paquete. Quiere saber si están en sintonía. La tiene durísima y apretada contra los calzones.

Se agacha, le baja la cremallera y con no pocas complicaciones por lo ajustada que está, logra sacársela fuera. Es enorme, está buenísima. Un pollón calentito y gordo con unas buenas pelotas. Se la masturba con los labios pegándole una buena chupada. Sube y le enseña la suya. Enzo coge ambas pollas con su gran manaza y las pajea juntas, con cuidado de que los cipotes se magreen conjuntamente para darse más gustito.

Le ayudó a vestirse y ahora está sin pantalones, de espaldas, escuchando el soniquete de una lengua que se le mete por la raja de su peludo culazo y que no para de darle alegrías. Unos puños apoyados y apretando con fuerza sobre su espalda, el gruñido de un macho cabrón y su culo es invadido por una polla inmensa. Se la mete hasta el fondo. Dario lo sabe porque siente el frío de la cremallera contra sus nalgas.

Por fin le da la vuelta. Enzo ha perdido toda la ropa y su fornido y musculado torso hace que a Dario se le abra más el ojete para dejar pasar a esa bestia folladora. Le encanta ver la fuerza con la que le parte el culo en dos, esa cara de rabia, cómo bufa y se muerde los labios intentando controlar la energía para no destrozarle a pollazos. Es un animal follando, casi sin control. Le coge una pierna a Dario, la eleva, se pasea sus pies con calcetos por la cara, esnifándolos.

VER WEDDING ATTIRE EN MENATPLAY.COM

VER WEDDING ATTIRE EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar