El mayor Dalton pasa por la piedra del obispo Hart con el presidente Lee mirando | Mormon Boyz

No tardará en extenderse el rumor en la congregación y, cuando eso ocurra, habrá lista de espera para tener al mayor Dalton de rodillas comiendo rabo o para agujerear su prodigioso y recién estrenado culito. Antes de que eso suceda, después de desvirgarle el ojal nada más cumplir la mayoría de edad, el presidente Lee aprovecha su amistad con el obispo Hart para llevarle al chavalito a su habitación y que también se lo trajine a placer.

El chavalote es un manjar de lo más exquisito. Muy guapete, con unos ojazos que iluminan, un culo apretadito hecho para disfrutar, un cachorrito cariñoso agradecido por que le den grandes pollas y porque se lo pasen de mano en mano como si fuera la puta mayor. Se siente más querido y deseado que nunca dentro de ese redil de hombres hambrientos.

El presidente se lo lleva vestido a la habitación. Quiere que descubra lo mismo que descubrió el la primera vez. Antes le avisa, ahí donde le ves pequeñito, no te dejes engañar. Hart lo descubre al retirarle la toga a la altura de la entrepierna. Pequeño pero con una descomunal polla. No se puede resistir a agachar la cabeza y mamársela mientras el chavalín posa la mano sobre su cabeza y gime de gusto.

No supo discernir qué parte fue mejor después, si ver cómo esas manitas le agarraban su gorda polla que parecía entre ellas más grande que nunca o el momento en que, estando tumbado boca arriba en la cama, Dalton cogía posición para sentarse encima de su rabo completamente a pelo. Se sintió un asaltacunas por follarse a un chaval tan jovencito y casi se le sale la leche de las pelotas cuando Dalton empezó a cabalgar encima de su cuerpo.

Cometida tamaña indecencia, Hart tumbó el cuerpo de Dalton sobre el suyo y lo abrazó fuerte mientras le zumbaba la polla por el culo sin parar. Se lo pasó tan bien, que no reparó en la presencia del presidente Lee pajeándose a sus espaldas, hasta haberse dejado la lefa en los huevos de Dalton. Este nuevo chaval era una puta joya y estaría eternamente agradecido al presidente por ese detalle entre colegas.

ENJOY NOW PRESIDENT LEE, BISHOP HART AND ELDER DALTON AT MORMONBOYZ.COM

ENJOY NOW PRESIDENT LEE, BISHOP HART AND ELDER DALTON AT MORMONBOYZ.COM

ENJOY NOW PRESIDENT LEE, BISHOP HART AND ELDER DALTON AT MORMONBOYZ.COM

Cerrar