Tim Kruger se lleva a Apolo Fire al huerto | Tim Tales

Por su apariencia y porte físico, es normal abrirse de piernas ante Apolo Fire. Un macho así de fuerte apetece tenerlo entre las piernas, zumbándote el ojete y abrazándote haciéndote suyo. Pero tiene otras cualidades y es que es el soñado versátil que también disfruta comiéndose una gran polla y poniéndose a cuatro patas para que le den por culo. Sí, todo eso que soñamos de él.

La terracita de Tim Kruger tiene un nuevo inquilino que ha llegado para quedarse al solecito de la tarde de verano. Como si fuese un delicioso helado, se coge la pollaza gruesa y enorme de Tim y le saca punta. Da gusto ver esos morritos, esos labios gruesos apoderándose de tamaño rabo, aprisionándolo, subiendo y bajando intentando dejarlo lo más duro posible para que después entre guay por el culo.

Apolo tiene pinta de machote, pero a macho empotrador a Tim no le gana nadie. Hace valer cada uno de sus pollazos por detrás mordiéndose hasta los labios con los dientes de la fuerza que imprime al penetrar y es que el culazo de Apolo no es fácil de contentar. Necesita una polla hecha a su medida para quedar satisfecho.

WATCH NOW TIM AND APOLO AT TIMTALES.COM

WATCH NOW TIM AND APOLO AT TIMTALES.COM

WATCH NOW TIM AND APOLO AT TIMTALES.COM

Cerrar