Chad Taylor se folla a pelo el culazo de Elliot Finn tras un duro entrenamiento de boxeo | MASQULIN

Boxing Bottom

Ya se lo advirtió el entrenador a los dos según finalizaron el durísimo entrenamiento previo al día del gran combate. Nada de alcohol y nada de chicas. Lo del alcohol tenía un pase, pero en cuanto a lo de nada de chicas, Elliot Finn y Chad Taylor se quedaron mirándose. Vale, nada de chicas, pero no había dicho nada acerca de que no lo pudieran pasar bien entre chicos.

Además, qué coño, cualquier tio sabía que follar era un entrenamiento adicional que te ponía bien firme. Elliot se agarró al sparring, Chad se agachó detrás de él, tiró de los pantalones hacia abajo y metió la jeta dentro de la raja de su precioso culazo blanco. Ojos en blanco, las piernas que le flojeaban cada vez que la lengua le penetraba la puerta trasera. Pasarse al otro bando, aunque fuera tan solo por esa tarde noche, no iba a ser ni tan malo.

Estaban los dos a solas en la sala de entrenamiento de boxeo. El entrenador hacía tiempo que se había ido. Nadie tendría por qué enterarse. Elliot se puso de rodillas y le comió la polla a Chad. Para Elliot esa sí era la primera vez con un tio, al menos ne serio haciéndolo todo al completo, pero algo en la actitud de Chad hizo comprender a Elliot que la suya no era la primera vez.

La forma en la que se la metió por detrás sin condón a toda hostia, agarrándole por las caderas, eso no se aprendía en un día. Elliot dejó de pensar. La pirula dentro del ojete le estaba dejando la mar de satisfecho. Se tumbó sobre la colchoneta con olor a sudor, pies y zapas y se dejó reventar el culo por Chad, con su torso musculado y peludo, hasta que los dos se dejaron toda la leche encima.

VER BOXING BOTTOM EN MASQULIN.COM

VER BOXING BOTTOM EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba