[Lucio Saints] Isaac Eliad pone contra las cuerdas a Lucio Saints y se deja meter polla y regar el culo de lefa en “Slave to Love”

Se dice que cuando a uno le privan del sentido de la vista, se agudizan el resto de los sentidos. De repente uno es capaz de escuchar sonidos más lejanos y casi imperceptibles que pasaban totalmente desapercibidos, de oler nuevos aromas del día a día en los que no se reparaba, de degustar de forma más pausada de ese sabor antes incomprendido. Pero lo mejor de todo cuando el sentido de la vista desaparece por completo es la forma en la que el cuerpo reacciona al tacto, cómo basta un pequeño roce para conseguir poner a todo el cuerpo en alerta, intentando averiguar de dónde viene, qué es y hacia dónde va ese algo que consigue erizarte el vello y ponerte la piel como un mosaico puntillista.

La venda en los ojos es el mejor juego del esclavo del amor, el que permite sentir cada caricia mutiplicada hasta el infinito, unos dedos rozándote el torso, unos labios y una lengua recorriendo tus piernas. Y si ya ver la cabeza de un tio entre tus piernas introduciéndose por la boca todo tu rabo es un motivo más que suficiente para regalar un gemido, la sensación de no verlo y notar ese contacto de los labios de otro tio apretando cada centímetro de tu polla, te lleva a un punto que casi hace liberar a los cojones de su pesada carga.

Cada imagen, cada momento de esta escena es una puta delicia, digno de ser recordado. La posición de Lucio Saints arrodillado sobre la cama con las piernas ligeramente abiertas y entre ellas su precioso pollón moreno y enorme, larguísimo, colgando hacia abajo, la suavidad de una cinta negra de encaje, el morbazo con el que Isaac Eliad posa su boca sobre la de su esclavo, saca la lengua y le mete un repaso lento pero lleno de pasión, los gemidos entre dolor y gusto que nos hacen ver a un Lucio Saints que no conocíamos hasta ahora, maniatado con cuerdas, experimentando el placer de la cera caliente de una vela surcándole los pectorales y para rematar el inicio del juego, cuando ya nos habíamos acostumbrado al erotismo, la mano de Isaac bajando hasta las partes nobles de Lucio y metiéndole una buena agarrada de rabo y huevos.

Lo que en principio es un rabo enorme y blando entre las manos de otro hombre, basta el contacto de la boca para que se ponga firme y dura. Isaac cierra los ojos sintiendo cómo le entra toda y le llena por dentro y empieza a rechupetear la polla con fuerza, un juguetito moreno y gigante que no para de olisquear y sobre el que posa toda su saliva. Disfruta cercándolo con un falso nudo de cuerda, apretándolo por la base del pene y las pelotas haciendo que se ponga aún más dura.

Simplemente adorable la imagen de un tio tan guapo como Isaac, su mirada de ojos azules, la lengua por fuera chorreando saliva, la barbita incipiente, y enfrente de esa cara tan guapa un super pollón gozando de cada contacto que le regala. Isaac disfruta de cada centímetro, paseando la punta de la lengua por la punta de su ciruelo, ladeando la cabeza y tragando hasta tener llena la garganta con su capullo gordo, todo tan cerca que parece que estemos ahí a un palmo de su cara, con la boca abierta, contemplando cómo se la come, casi esperando que en algún momento nos mire, sonría y nos ceda el turno para comer esa maravilla de rabo.

Los gemidos nerviosos de Lucio, no sólo vienen de lo que pasa en su entrepierna, sino de lo que sucede cerca de su rodilla, donde Isaac ha dejado descansar sus enormes huevazos, casi haciéndose con la pierna de Lucio una pajilla frotando pelotas y rabo mientras se la chupa. Con el culo suave y blanquito ya preparado, ahora es Lucio el que va a ponerse las botas cacheando. Lo tiene encima, sobre él, con sus huevos y polla plantados en sus abdominales, le palmea los globazos del culo, frota la parte trasera de su rabo contra la raja del trasero, le mete los dedos por el ojete y comprueba su flexibilidad.

Atrapado entre la cama y el culo de ese chaval, Lucio dobla las piernas, planta los pies en las sábanas y con la fuerza justa le surca el interior del culo a plena potencia. Entre los dos se van turnando, Lucio arqueando la espalda y elevando el culo y después relajando las piernas dejando que Isaac le meta un pajote mientras sube y baja por su palo. Con la cera de la vela recubriéndole el torso y la venda por el cuello ya libre de sus ataduras, Lucio le da la vuelta al juego y coloca a Isaac boca arriba, abierto de piernas para recibir a su gran invitado.

Le mete una buena clavada a la vez que aprieta las cuerdas que le acaba de colocar rodeando su polla y sus huevos. Lo que le está metiendo por el culo es tan grande que Isaac se retuerce gimiendo y con una expresión en su cara que refleja lo que sólo un rabo grande y experimentado puede conseguir en el rostro de un tio. Lucio lo mira a la cara, sabe que le duele pero que también lo está disfrutando. La mano de Isaac se posa en su muslo en un intento por marcar las distancias e intentar poner una línea imaginaria en la follada, pero eso es sólo un acto reflejo, en el fondo el chaval quiere más, así que Lucio rebasa los límites y se la clava hasta el fondo.

Un gesto de su cabecita es lo único que necesita Lucio para que Isaac obedezca como su leal esclavo del amor y se ponga para él a cuatro patas, con el culo en pompa y pajeándose entre las piernas. Lucio se encarama encima con las piernas abiertas metiéndole rabo y hace que el chaval se corra dejando caer toda la leche en la cama. A Isaac no le llega la vista atrás, así que tampoco le hace falta una venda para taparse los ojos y sentir lo que estos no pueden ver. Lucio le ha sacado el rabo del agujero y se está pajeando encima. De repente Issac nota cómo algo calentito y espeso se introduce por su agujero y le empieza a recorrer todo el trasero, cayendo por la base de la bolsa de los cojones y goteando por sus pelotas.

>> ENTRA Y MIRA EL VIDEO COMPLETO DEL JUEGO SEXUAL ENTRE LUCIO SAINTS E ISAAC ELIAD EN LUCIOSAINTS.COM

Isaac-Eliad-Lucio-Saints

>> ENTRA Y MIRA EL VIDEO COMPLETO DEL JUEGO SEXUAL ENTRE LUCIO SAINTS E ISAAC ELIAD EN LUCIOSAINTS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar