Tendencia

Collin Simpson acaba con el torso y la jeta llenos de esperma y escupiendo lefa después de que Blake Michael y Jayden Marcos le follen el culazo | GayHoppla

Superstar Threesome

Collin Simpson anda haciendo siempre nuevas amistades en el gym, compañeros de aventuras que no tengan miedo a explorar nuevas formas de diversión entre hombres, donde las chicas quedan fuera de juego. Después de hacer un exhaustivo casting en los vestuarios sin que los chavales se dieran cuenta, fijándose en sus cuerpos y sus mingas, lo tiene claro.

Del rubiales Blake Michael le encanta su cuerpo atlético marcando six-pack, buenos pectorales y grandes biceps, además de sus ojazos claros azules y su sonrisa. El morenito Jayden Marcos no se queda atrás. El tio es guapísimo, tiene cara de malote, un abdómen cultivado y unos pezones anchos en las tetillas que arde en deseos de lamer con la punta de la lengua.

Todavía no les ha visto las mingas a tono, sólo se ha acercado a ellos cuando les veía en los urinarios y también en las duchas, pero por el cuelgue que tienen y teniendo en cuenta que ya ha visto muchas como para averiguar de qué palo va cada tio, no cree que se equivoque. Ese día se quedó en los vestuarios duchándose hasta que pilló a cada uno por banda. Desnudos y enjabonados, les dio una palmadita en el trasero y les susurró al oído si querían divertirse a la salida del gym. No le respondieron al momento, pero les esperó en el coche y al final accedieron a ir a su apartamento.

En cuanto Collin se quitó la camiseta dejando a la vista su espectacular torso peludito y musculado, los dos se miraron y empezaron a comérselo a besos. Menudos jabatos estaban hechos, pues sí que tenían ganas. No le dejaron ni respirar. Les cogió de la cabecita girándola de un lado a otro para morrearles. Cuando se quiso dar cuenta, el rubito ya le había bajado los pantalones y le estaba comiendo la polla llenándose los carrillos.

Dos culazos para follarse. Dos chulazos bien ricos. Les sentó en el sofá y dejó que se dieran el lote mientras él les comía sus generosas pollazas.  No se había equivocado ni de coña, iban bien servidos, con un par de rabos enormes, largos y gruesos para hacer disfrutar todos los sentidos, empezando por los de la vista y el gusto. Petó primero al moreno, después se folló al rubio.

En qué momento acabó con el moreno comiéndole el culito y el rubio mamando su polla, como relleno de un sandwich entre las dos cabecitas de esos dos chavales hambrientos de sexo. Los dos se lo ganaron con creces y les donó su precioso y redondito culazo para que se lo follaran. Collin se sentó sobre las piernas de Jayden clavándose su gruesa pollaza con el chubasquero puesto. Le gustó tanto que no aguantó mucho y terminó reventando los huevos sobre los pectorales de Collin.

Collin se dio la vuelta y se abrió de piernas para que Blake continuara la tarea, con el pechote peludo lleno de semen. Jayden estaba a su lado, echándole una mano por el hombro, mirando cómo su coleguita le machacaba el culo. Collin se cascó una paja encima desperdigando la lefa por sus abdominales. El rubito le sacó la polla del culo, se envalentonó haciéndose un pajote a pocos centímetros de la cara de Collin y le empezó a meter unos metrallazos de lefa que le pringaron el pelo, toda la jeta y se le metieron por la boca, obligándole a escupir semen.

VER A COLLIN, BLAKE Y JAYDEN EN GAYHOOPLA.COM

VER A COLLIN, BLAKE Y JAYDEN EN GAYHOOPLA.COM

Mostrar más
Botón volver arriba