[Maskurbate] Manuel Deboxer se come un buen par de pollones negros gigantes en “Manuel Debirthday Bang”

Hay un macho rudo y fuerte, con un cuerpazo de vicio y una cara de tio malote que no se puede aguantar, tatuadito y con piercing, ese es Manuel Deboxer. Está tan bueno el cabrón y tiene una pintaza de tio hetero, que cuando se le mira cuesta creer todo lo que hace después, porque es como un puto sueño ver a un machote así comer pollas, follar y poner el culo para que le metan unos buenos rabos.

Es 11 de noviembre, es su cumpleaños y según se levanta el tio no deja de maquinar para ver de qué forma puede celebrarlo que sea diferente a la del año pasado e inolvidable. Pero va a tener que dejar de darle vueltas a la cabeza, porque un amigo le llama y le invita a una fiesta sorpresa. Antes de ir allí nos regala una ducha que vale oro. A ver quién aguantaría tener a un hombre así desnudo por completo si estuviéramos en unas duchas abiertas en el gimnasio sin que se nos levante la polla, porque está tremendo. Primero muestra su culazo y estoy deseando que se dé la vuelta para verle el rabo. Vaya que si lo hace, la tiene larga y gorda, con el agua resbalando por todo ese pedazo de pollón aún con el cipote recubierto por el pellejo y sin descapullar. Una ducha fantástica con secado de toalla incluído, con lo que mola ver a un tio secarse al salir de ella.

Lo que no sabe es que, mientras se ducha, la fiesta se está montando en su propia casa, porque dos ladrones han entrado en ella a robar. Al salir y llegar al salón les descubre y forcejea con el más bajito que es de su misma complexión y fuerza, pero no puede con el otro que lo agarra por detrás y que le saca una cabeza de altura. Entre los dos tiarrones negrazos de pura cepa, le agachan y le dejan la cara a la altura de sus braguetas. El tio que es de su altura se desabrocha la cremallera y se saca un rabo negro gigantesco, duro pero aún maleable, meneándolo cerca de la boca de Manuel Deboxer antes de introducírselo dentro.

La mamada es una puta locura, la tiene tan grande y tan gorda que a Manuel le cuesta hasta hacer resbalar los labios por ella para tragársela, además es genial disfrutar de un tio así con pinta de malote chupar semejante nabo, le entra super apretadita y lo mejor es que al puto cabronazo le sigue creciendo más y más, una pollaca que parece no tener fin. El grandullón le coge de la cabeza y le obliga a chupar con más fuerza para después hacer que se la chupe a él. Este la tiene igual de grande pero con un capullo muchísimo más gordo, de estos cipotes voluminosos capaces de llenar una boca abierta.

54898_01 54898_02

Los dos ladrones conducen a Manuel hasta la cama y lo ponen a cuatro patas, el grandote por delante dándole de comer polla y el otro por detrás, abriéndole de piernas y metiéndole todo el flipante rabaco por ese poderoso y musculoso culo. La polla le queda de vicio dentro. Es un alucine ver a este tio tan macho una y otra vez, aquí es la hostia con los dos agujeros bien rellenos. Menuda puta boquita tiene también, me encanta cómo la chupa. No es que sea de los que sabe devorar un rabo al completo, pero la forma en la que se queda con  el capullo y el principio del rabo dentro de la boca, esa sensación de tenerla llena, meneando la cabeza de lado a lado como una batidora a velocidad suave, me mola.

Para que el grandullón se lo folle también, lo ponen boca arriba y el otro le pone toda la polla a la altura de la boca. Manuel primero se queda olisqueando el pajeo de ese pedazo de rabo del colega, que no para de meneársela delante de su jeta, después se la atrapa con la boca con una mamada que es una maravilla para correrse. La imagen de Manuel Deboxer, abierto de piernas, con un pollón a punto de introducirse por su culo y con la boca llena de rabo, succionándolo como si fuese un biberón, sin ayuda de las manos, con el rabo gordo rebosando por su boca. Está para darle leche sin parar, un tio tras otro, cómo me pone!!

Qué mirada le echa al follador, no me extraña que se la meta con más ganas hasta hacerle gritar, aunque sus gemidos y gritos quedan ahogados por el rabo que se está comiendo. De vex en cuando apenas sí consigue abrir la boca un poco más pero aún así el sonido queda amortiguado por el cabezón que le tapona los labios. El grandote no para de embucharle el culo, se lo deja bien abierto y se la mete toda apretada dejando caer el peso del culo sobre el agujero hasta reventarle. Seguro que alguna vez había soñado con comerle la polla a un tio de color, pero ahora va más que servido con dos trabajándole todos los huecos.

Después de meterle la follada, el tiarrón más alto se saca el rabo, se pajea y le pega unos buenos lefazos a Manuel dejándole un precioso reguero de lefa desde el cuello hasta la polla, con todo el torso inundado de semen. Mientras la siente caer calentita encima de él, sigue disfrutando del pollón del otro morenito con la boca. No sé dónde se le va a correr el otro, pero desearía que lo hiciese ahí mismo, cruzándole a lefazos toda la cara guapa de machote que tiene. De momento, mientras da un repasito con la lengua a la raja del cipote del chaval, Manuel es el siguiente en correrse. Es un gustazo mirarle a la cara mientras lo hace, con esa arruga en la frente y el gesto de macho al que le han tocado el punto débil.

Y aunque no cumple mi fantasía, al final el otro chaval se le corre cerca, en el pectoral, expulsando leche a borbotones y, del contacto del cipote pringadito contra el cuerpo, elevando con la polla una hilera de semen blanquito al que Manuel da su aprobación sonriéndole. Un buen regalo de cumpleaños que yo también pediría, dos pollones negros y una buena ducha de lefa calentita. Y lo mejor es que esa no era la fiesta que le habían preparado… aún le queda más.

>> MIRA AQUÍ COMO MANUEL DEBOXER SE COME UN BUEN PAR DE RABOS NEGROS EN MASKURBATE.COM

  54898_03 54898_04 54898_05 54898_06 54898_07 54898_08 54898_09 54898_10 54898_11 54898_12 54898_13 54898_14 54898_15

>> MIRA AQUÍ COMO MANUEL DEBOXER SE COME UN BUEN PAR DE RABOS NEGROS EN MASKURBATE.COM

 

Mostrar más
Botón volver arriba