Tendencia

Dani Robles, el asistente de Kay Tronx, seduce a su jefe probándole los zapatos y acaba follándose a pelo su acogedor ojete | Men At Play

Shine 2

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

Mocasines para una ocasión muy especial. Kay Tronx se quedó perplejo al ver a su asistente Dani Robles aparecer por la puerta con nada menos que ocho cajas con sus ocho pares de zapatos. Ya podía ponerse cómodo y desabrocharse el botón de la chaqueta del traje porque iban para largo. Se sentó y Dani comenzó a probárselos. Joder, había algo en esa situació, que a Kay le ponía cachondo.

Tener a un tio a sus pies desnudándole y vistiéndole por los pies le hacía imaginarse situaciones de lo más morbosas. Le preocupó que Dani mirara hacia arriba y viera la tienda de campaña que se le había formado en el frontal de los pantalones, pero cuando el asistente se dio cuenta, le restó importancia, asegurándole a Kay que eso le solía pasar a muchos hombres.

Ya, sí, solía pasarles a todos entonces, pero ahora a ver quién se la rebajaba. Dani volvió a tranquilizarle. Él se encargaría de todo. Con gran maestría cogió uno de sus pies con los calcetines finos negros de ejecutivo puestos y se introdujo algunos dedos en la boca. La polla de Kay pegó otro estirón bajo los pantalones, imaginando aquella boca chupando su rabo, algo que se cumplió segundos después, cuando Dani se acercó a su bragueta, le sacó la pija y empezó a mamársela.

Qué buena boca. El asistente no sólo tenía dotes para chupar, sino también para seducir. Sorprendió a Kay con un giro de los acontecimientos, poniéndole mirando hacia el respaldo del sofá, descubriendo su culazo y el alucinante agujero que tenía en la raja. Dani se tomó la licencia de meterle un dedo y explorar sus profundidades antes de colocarse detrás de él y empezar a follárselo sin condón.

Uno de los zapatos nuevos no se quedó sin estrenar. Dani lo empleó para abrir todavía más el culito de su jefe, introduciéndole la punta. Al finalizar, hizo sostener a Kay el zapato en la mano para correrse encima. Su leche correteó juguetona por la superficie perlada y brillante, dándole lustre. A poco que les emocionara el tema de la lefa, al menos uno de los dos acabaría por relamer todo aquello para compartirlo con el otro boca a boca. Sin duda esos serían los zapatos que Kay se pondría para la ocasión, sólo por recordar esa aventura y si se terciaba, ir al baño en un descanso de la reunción de trabajo y esnifarse los mocasines.

VER SHINE 2 EN MENATPLAY.COM

VER SHINE 2 EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba