Tim Kruger penetra a Michl Amundson sin condón después de dejarse chupar los pinreles | Tim Tales

Lo que le gustaba al cabrón de Michl Amundson chupar pinreles. Tenía a Tim Kruger cachondo perdío, ahí haciéndose una paja mientras el zagal no dejaba de mirarle y rechupetearle el dedo gordo del pie. Si lo hacía tan bien, al menos una mínima parte de bien con la polla que con los pies, se tenía el cielo ganado. Y vaya que si se lo ganó, porque aunque el pollón de Tim fuera de dimensiones descomunales, él sabía cómo darle al mango.

Ver entrar la pollaza por su boca, sus manitas intentando abarcar lo imposible, cómo se esforzaba por pegar unos buenos cabezazos para tragar. Terminó exhausto, tomando aire sacándose el rabo de la boca y lamiendo el pollote de arriba a abajo, seguramente sin creerse todavía lo que tenía entre manos. Por ahí detrás el culo se le hacía pepsi cola y Tim no tardó en dar buena cuenta de su trasero.

Le hundió la polla sin condón y le dio como a un perro, por detrás, penetrando su estrecho orificio, observando cómo poco a poco tragaba más y más. Cuando Tim le dejó cabalgar sobre sus piernas, le miró a los ojos. Michl tenía la mirada perdida. Estaba claro que tener algo tan grande y grueso perforándole el ojal le estaba provocando sensaciones encontradas.

Para eso estaba Tim, para que chavalitos como ese se encontraran y decidieran si un daddy pollón y con tablas en la cama podría convertirse en su crush. Y parecía que Tim iba por buen camino, porque fue follárselo bocarriba, Michl inclinó su polla hacia adelante y de ella empezó a brotar leche como una fuente. Tim lo disfrutó y no dejó de metérsela hasta el final, hasta que le vinieron las ganas y se corrió a la entrada del agujero, por donde comienza el placer y por donde termina la virginidad de uno.

VER A TIM Y MICHL EN TIMTALES.COM

VER A TIM Y MICHL EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba