Tendencia

Claudio Medina taladra el culazo de Patrick Dei a pelo con su enorme polla | Tim Tales

De espaldas a la encimera de la cocina, Claudio Medina apoyó las manos sobre la repisa y, sin dejar de mirar a Patrick Dei, se impulso para sentarse encima. En el corto trayecto entre el suelo y la mesa, totalmente desnudo como estaba, su larguísima y enorme polla negra pegó un rebote que a Patrick le hizo salivar de puro vicio. Sin ayudarse con las manos, se agachó, acercó la cabeza a su gigantesco miembro y le despachó una mamada.

Aquella larguísima polla invitaba a dejarse el resto. Patrick abrió la boca de par en par y abarcó todo el trozo de nabo que podía permitirse. Curvadita por la base como la tenía ese maromo, era perfecta para dejar que se colase unos centímetros por la garganta. Después, en retirada, apretaba sus labios contra el duro rabo y lo dejaba mojado con sus babas hasta alcanzar el dulce y suave glande.

Fue Patrick el que ocupó luego el lugar de Claudio, encorvando la espalda, apoyando los codos y elevando una pierna con la rodilla justo en el borde de la mesa, ofreciendo su grandioso culazo a ese pollón que sabría cómo gozar de sus bondades. El negrazo daba duro, el negrazo daba donde más le gustaba. Sin ser consciente de las dimensiones de su miembro, se la colaba por le agujero sin condón, una y otra vez, desde la punta de la polla hasta aplastar sus bolas contra el culazo.

Tumbado ahora boca arriba y siendo mancillado, a Patrick le dio por mirar hacia abajo. Unos duros abdominales se marcaban en el torso de Claudio. Estaban ahí de fondo, golpeando duro, en segunda línea tras la enorme y durísima polla de Patrick que se meneaba levemente a cada golpe. El macho dominante poco a poco se fue apoderando de su trasero y terminó agujereándole desde arriba, taladrándole el petate. Su agujero convertido en un recipiente de rica leche.

VER A CLAUDIO Y PATRICK EN TIMTALES.COM

VER A CLAUDIO Y PATRICK EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar