Tendencia

Jack Hunter se folla a su chico Paul Canon delante de su cliente | MEN

Sonó el timbre de la puerta. Paul Canon salió a abrir y se encontró a su noviete Jack Hunter allí plantado. “Pero tío, ¿no ves que estoy en casa de un cliente?“, le susurró Paul amenazante. “Venga, hostias, pero si está ciego y no se va a enterar de nada“, le contestó Jack. “Entro, terminamos la mamadita de esta mañana y me largo, te lo juro“.

Paul miró a su cliente, sentado en la silla y sin enterarse de nada y tuvo que debatirse rápidamente entre pasar una mañana como cualquier otra basada en la rutina o comerse el pollón calentito de su chico. Poniendo las dos cosas en una balanza, la polla pesaba más, así que invitó a Jack a entrar sin hacer ruido y empezó a mamarle la verga.

El ciego no se coscaba al principio, pero hubo un momento en que tanto uno como otro se olvidaron de su presencia y le pusieron demasiado énfasis a sus respectivas comidas de rabo. “¿Qué estás chupando colega?” le preguntaba su cliente. “Te he cogido un calipo de la nevera, que hace mucha calor“. Y tras decir esto, Paul volvía a la tarea de chupa mingas.

Se estaban pasando de la raya abusando del cliente, pero eso de follar delante de otro tio les estaba poniendo cachondos a los dos. Se lo hicieron en su sofá y Paul intentó contener los gemidos cuando su chico le metió toda la polla. Si el ciego le pedía café, él iba cafetera en mano mientras Jack le seguía dando por detrás, algo que ocasionó no pocos percances. Lo que no sabían es que el ciego se iba a labrar una buena paja pensando en aquellos dos, porque les había engañado y lo estaba viendo todo. Y lo que veía se la estaba poniendo morcillona.

VER BLIND TRUST EN MEN.COM

VER BLIND TRUST EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar