Arad WinWin, Dato Foland, Levi Karter, Valentin Braun y otros tres tiarrones guarrean, comen rabo y follan en el cine X en “Flea Pit” | Cocky Boys

Es un paso más que tienes que dar como buen guarrete del sexo que eres. No sientas que eres un bicho raro por ponerte cachondo y que se te empine la polla por el simple hecho de leer el título de una peli porno entre las páginas de un periódico o por ponerte nervioso al tener uno entre las manos porque estás deseando llegar a las páginas para ver qué echan en las salas de cine XY.

Lees títulos como “La megapolla de Rocky” o “Alibaba y las 40 pollas ladronas” y te pasas la mitad del día dándole a la vara como un puto mono, imaginando que das el paso, que te metes en uno de esos cines y te masturbas junto a otros chicos mientras ves pollas tamaños XXL en pantalla grande con sonido Dolby, el de los actores y el de los espectadores que se van corriendo a coro a tu alrededor llevándote a ti en volandas hasta tu propia corrida.

 

Lo imaginas todo tan cerdo que dudas que sea real. Todos tímidos al principio, la mayoría en asientos y filas separadas para preservar la intimidad, aunque no andas buscando eso precisamente. Las primeras pollas empiezan a salir en la pantalla, las primas pollas empiezan a salir de las braguetas, el sonido del crujido de los asientos sucios con regueros de semen de otros invitados anteriores y los pantalones se quedan por los tobillos.

Te pones caliente y pierdes la timidez, como cuando bebes unas copas de más. Dejas de ser el niño bueno que ha ido a probar la experiencia y te conviertes primero en mirón. Todos los tios termináis en pelotas en una sola fila, con las espadas en alto bien pajeadas. Es cuestión de tiempo que alguien dé el primer paso y rompa esa bonita cadena de machos pajilleros.

El amor empieza a flotar en el ambiente. Levi Karter se carga la magia y comienza el guarreo máximo cuando se inclina para mamarse el mazacote tieso del chulazo ruso y macizo que tiene al lado. Dato Foland se recuesta en la butaca buscando confort y se pasa las manos tras la cabeza a cuerpo de rey. Deja que su nuevo amigo disfrute de las palomitas.

A unos pocos asientos de distancia, Valentin Braun se pega el lote con un bombón de chocolate. Pensaba merendarle el trabuco, pero para su sorpresa, el machote se convierte en un bottom que prefiere calzarse rabos por el culo. Empieza a hacer calor, los cuerpos sudan, huele a hombre y a polla. Levi ya está de pie, inclinado con las manos sobre su asiento. El ruso se la ha calzado por detrás y le bombardea a pollazos. Pronto las manos de Levi estarán ocupadas con Arad WinWin, otro tio macizo, uno por detrás y otro por delante con ganas de que le hagan paja y mamen polla.

Nadie hace ni puto caso a la película, es una excusa para follar y desalojar los huevos. Los espectadores terminan subiendo al escenario y convirtiéndose en los verdaderos protagonistas de la cinta. Siete tios en el foco, dando rienda suelta a sus instintos animales, magreándose los plátanos, follando de pie y poniendo fin a la peli con una lluvia de confeti blanco. Bajen con cuidado, que resbala. Aunque a alguno le encantaría caerse a posta y lamer el suelo.

WATCH NOW FLEA PIT AT COCKYBOYS.COM

WATCH NOW FLEA PIT AT COCKYBOYS.COM

WATCH NOW FLEA PIT AT COCKYBOYS.COM

Cerrar