Franklin Acevedo empotra a pelo el culazo tragón de Saylor Jones y le vierte una abundante lefada sobre la boca | Fucker Mate

Deep stuffing

BEL AMI ONLINE

Tarde de lluvia y sin poder salir, el aburrimiento se apoderó de Franklin Acevedo que, incapaz de concentrarse en la peli que estaban viendo, se sacó los huevazos por el lateral de los calzones y esperó a que Saylor Jones le mirara para invitarle a meterse entre sus piernas y jugar con ellos un ratito relamiéndolos con su lengua y comiéndoselos uno a uno.

A las pelotas le siguió la polla, que se sacó por el otro lateral. La lengua de Saylor ya le estaba esperando con una sonrisa dibujada en su cara al ver semejante pollón de gran calibre, un barril de veintitrés centímetros con el que se llenó la boca por completo. Sólo le cabía la mitad, por mucho que intentara esforzarse, que lo hizo y a conciencia, empapando con el sudor de su saliva todo el rabaco con una sola intención.

Al sacársela de la boca, Franklin no pudo sino enamorarse de esa carita guapa, de esos ojazos azul verdodos claros como el fondo de una playa de aguas prístinas. Tenía todos los morros llenos de babas como un buen cerdaco. No pudo reprimir manosear su jeta y arrearle un suave guantazo, levantarse y ponerle a comer rabo de nuevo.

Con la polla más gruesa todavía, surcada de venas, Saylor se la tragó hasta donde buenamente pudo, haciendo que un reguero de babas salieran de su boca colgando por su barbilla. El poco tiempo que el pollón permanecía fuera de ella, se quedaba también empapado y chorreando, dando bandazos de un lado a otro que Frank aprovechó para restregarla por la jeta de ese auténtico mamón, consiguiendo que algo más que sus morretes quedaran pringados de saliva.

Le puso de rodillas en la sillita de mimbre, mirando hacia el respaldo. Saylor llevaba unos calzones abiertos por detrás. Franklin le sacó la polla y los huevos y le hizo la triple comida aprovechando que el tio la tenía bien grande y dura. Se lo llevó al sofá, lo colocó bocarriba y siguió relamiendo su entrepierna antes de encajársela a pelo por el agujero del culo.

Al sentirla tan grande y enorme, tan caliente, Saylor llevó las dos manos a la polla de Frank y con los deditos ayudó a que se fuera ajustando dentro de su ano. Miró a Franklin, agradeciendo que estuviera tan bien dotado y luego cerró los ojos, abandonándose al placer que le provocaba la follada que empezó a meterle, con toda esa mazorca arrastrándose por el interior de su precioso culito.

Se besaron, se abrazaron, de sieron un poquito de amor mirándose de cerca a los ojos, echándose boca a boca el aliento del deseo. Cambiaron las posiciones y Saylor se sento sobre sus piernas, se ensartó en su gigantesco pollón y empezó a saltar tragando rabo por el culo. Fue a su propio ritmo hasta que a Frank se le calentaron las pelotas, le cogió del trasero a dos manos y le propinó una salvaje culeada desde abajo que hizo que Saylor entonase un cántico de dolor y vicio.

Siguió saltando sobre él, esta vez dándole la espalda. De forma natural cayó hacia adelante y Franklin aprovechó para llevárselo de nuevo a la sillita y empotrarle desde atrás. Terminaron esa tarde de lluvia como un buen par de colegas haciéndose unas pajas. Saylor se tumbó en el sofá, completamente desnudo. Se la estaba cascando. Frank le ayudó en la tarea metiéndole firmemente un dedo por el ano. Saylor echó la cabeza hacia atrás, un gusto enorme invadió su cuerpo y terminó empapándose los abdominales con mucha leche.

La idea de Frank fue acabar encima de él, pero al incorporarse, Saylor también lo hizo y empezó a abrir la boca y sacar la lengua. La quería en su carita. Frank le empujó hacia atrás para que se pusiera cómodo y se dirigió hacia el reposabrazos donde tenía apoyada la cabeza, se pajeó justo encima colocando el cipote a la altura de su boca y unos buenos chorretes cargados de lefa blanca como la nieve comenzaron a salir de su tranca, cayendo como dulce miel dentro de la boca de Saylor, alguno con más potencia mojando su pecho. El cabrón sonreía y qué bonita le quedaba la leche en los morros.

VER DEEP STUFFING EN FUCKERMATE.COM

@ fotos por Oscar Mishima

VER DEEP STUFFING EN FUCKERMATE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba