Tendencia

Kendro engatusa a su vecino Enzo para que se lo folle a pelo y le dé toda su leche | Latin Leche

Boredom and A Good Bribe

Fíjate en su paquete cuando entre, no lleva calzones, le dijo Kendro al cámara refiriéndose a su vecino Enzo que estaba a punto de llamar a la puerta. Al pan que fue la mirada y el objetivo nada más entrar. El chaval llevaba unos pantaloncitos cortos de deporte de adidas blancos que se le metían por la raja del culete por detrás y eso tenía una clara explicación y es que por delante le tiraban la huevera y la polla hacia adelante estirando toda la tela.

Kendro ya había intentado tocársela y chupársela, descubrir qué era eso que formaba un bulto tan grande, llegar a más con él, pero no había forma. El tio, que era super serio, se cerraba en banda y no quería jugar a jueguecitos de hombres. Por eso estaba ahí el cazador, para sacar plata de su bolsillo y ofrecerla a cambio de que Enzo jugase con su amigo.

Tras aceptar la plata, Kendro le metió la mano por debajo de los pantalones, le sobó rabo y pelotas, se la dejó caer hacia un lado morcillona sobre su muslo y se inclinó para mamársela. Una vez más aprendió que uno no podía dar por sentado el tamaño de un rabo hasta que lo veía completamente en erección. Chupando y chupando y una vez Enzo tuvo los billetes en la mano, Kendro sintió que cada vez tenía que asentir más con la cabeza, que cada vez le costaba más tragársela entera, que ya no podía besarle los huevos y que cada vez tenía que abrir más la boca, porque esa polla crecía a lo largo y a lo ancho que daba gusto.

Menuda mamada tenía con esa cacho pollaza ahí abajo. Kendro se la besó, se la dejó mojadita y resbaladiza con sus babas encima y la dejó bien dura. La agarró con la mano, apretó fuerte por la base y tras ver y sentir lo dura y gorda que era, volvió a darle amor del bueno, subiendo y bajando la cabeza, intentando tragársela entera. El cámara sabía lo mucho que le gustaban a su amigo esas pollas tan grandes y como todo amigo, quiso lo mejor para él, así que para que la cosa no quedara en una simple mamadita furtiva entre vecinos, ofreció más plata a Enzo para que devolviera la mamada a Kendro.

Después de coger los billetes bien contento, se inclinó y, al solecito, el tio pollón que se las daba de hetero, terminó comiendo rabo. No lo hizo nada mal. Se le daba muy bien aprender y enseguida pilló la técnica de Kendro, la de ensalivar mucho y tragar todavía más. El cámara quería que eso acabara bien y que su amigo disfrutara de pleno. Acercó la cámara a la cara de Enzo que todavía estaba chupando rabo y cuando se sacó el pito de la boca le enseñó un fajo de billetes. Aquello ya no había quien lo frenara.

Kendro volvió a lubricársela con su saliva y cuando la tuvo preparada, se lo llevó a la cama y allí lo cabalgó, pajeádole la polla con el culo. Joder con el vecinito. Si ya se aventuraba en el paquetón que se le formaba en la delantera teniéndola dormidita, teniéndola dura era todo un rompecorazones, o mejor dicho, un rompeculos, porque la tenía tan gorda que era capaz de completar hasta los agujeros más exigentes. Del gustito que le daba, Kendro se cascó una paja, inclinó la polla hacia un lado para correrse y desperdigó su semen entre su muslo y el de su vecino.

O Kendro tenía los huevos repletos de leche o estaba demasiado excitado. Apenas habían pasado dos minutos desde que se había corrido encima, estaba Enzo dándole por detrás a pelo cuando sintió de nuevo la llamada del cielo. Se tumbó en la cama y se corrió por segunda vez para él. Enzo siguió follándoselo bocarriba. El tio tenía buen aguante, hasta que Kendro le pidió que usara su cuerpo como lienzo para lanzar leche encima.

Se la meneó con Kendro delante de él y de rodillas. Sañieron unas primeras gotitas y después el disparo de lefa directo hacia el cuello, resbalando blanquito por su pecho tatuado, otro en mitad del torso, uno tras otro grumazos de leche espesa y calentita recién ordeñada. Si era necesario, el cazador iba a dejarse todos sus ahorros por ver a su colega contento, con el agujero bien follado y cubierto de leche.

VER LA ESCENA EN LATINLECHE.COM

VER LA ESCENA EN LATINLECHE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba