Malek Tobias descubre el enorme tamaño de la polla de Viktor Rom y se deja follar a pelo | Men At Play

Whats Your Cock Size?

Por lo visto Viktor Rom era el único candidato al que habían citado a esa hora tan temprana para hacerle la entrevista. Nervioso, moviendo ambas piernas hacia arriba y hacia abajo y sin dejar de mirar el letrero de la puerta del director y las manecillas del reloj, un poco de esos nervios se esfumaron cuando vio aparecer a Malek Tobias.

Le había visto en las fotos de la web de inscripción, pero al natural ganaba mucho más todavía. Alto, fuerte, corpulento, rubio, se le parecía a uno de estos agentes de policía de las series de televisión. Barbita arreglada y bien vestido, tras el saludo pasaron al despacho donde comenzaron la entrevista. Viktor contestaba desde la silla mientras que el director pululaba a sus anchas por su propio despacho.

Tomó asiento sobre la mesa cuando le hizo una pregunta que le dejó descolocado. Sí, Viktor era un tio fuerte e imponente, pero salvo en los locales de encuentros entre chicos, a ningún tio se le había ocurrido preguntarle así tan directamente cómo de grande tenía la tranca. Viktor le miró extrañado. “Te lo pregunto porque veo que marcas un buen bulto ahí abajo”, le contestó Malek.

Viktor miró a su alrededor. Las cortinas estaban bajadas. Aquello no era una entrevista para conseguir curro, sino para satisfacer al director. Malek se acercó y, mientras le besaba en los morros, llevó la mano a su paquetón. Para entonces a Viktor ya se le había puesto el pito durísimo. Siempre lo tenía preparado para follarse a un tio.

Le dio de comer puro hasta llenarle la boca. Poco importaba ya el tamaño, a la vista estaba que el rabaco de Viktor era enorme y gordísimo como para tener que corroborarlo sacando un metro. Viktor inclinó al director hacia la mesa, le desgarró los pantalones justo a la altura de la raja del culo, le comió el ojete y se levantó para hincarle toda la polla sin condón, un buen mazo fustigándole el ojete.

Si cada día hacía ese casting personal, el suyo estaba claro que no iba a ser uno más y que lo recordaría por mucho tiempo por la forma por la que entraba la polla tan ajustada dentro de su ano y por cómo ese príncipe rubio repeinadito de ojazos azules gemía y se le quedaba mirando fijamente mientras le jodía el agujero.

VER WHAT’S YOUR COCK SIZE EN MENATPLAY.COM

VER WHAT’S YOUR COCK SIZE EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba