Gabriel Clark se folla sin condón el culazo de Drew Dixon y se corre en su cara en la sala de interrogatorios | Men At Play

The Lewd Detective

Otros detectives sacan la información a los malotes a base de hostias, algunas apagando la cámara de la sala de interrogatorios con el beneplácito de los compañeros que hacen de coartada, pero dentro del cuerpo Gabriel Clark es el más reputado de todos, porque obtiene todo lo que quiere haciendo sentir cómodos a los culpables, demasiado cómodos, dejando las cámaras encendidas y dejando que sus compis de curro se hagan un buen pajote al otro lado de la ventana cuando ven cómo poco a poco va utilizando sus artes innatas de seducción para terminar consiguiendo que canten, que le coman la polla y que le dejen el culo abierto para seguir explorando.

Su atractiva cara ya juega malas pasadas, pero todos reconocen que el cabrón está buenísimo y tiene buen porte cuando se calza un traje. Esa mañana tienen sesión temprana. Entra en la sala, pasa por detrás de Drew Dixon colocándole la corbata, se acerca más que ningún otro detective a la cara de su interrogado y hace algo inusual que pilla a todos por sorpresa, coger a Drew y estamparlo de espaldas contra la pared.

Los colegas al otro lado no hablan, están embelesados mirando el monitor y alguno ya se echa la mano al paquete. Desconocían ese lado bruto del mejor detective. Gabriel dosifica su lado de poli malo con poli bueno. Se agacha y ahora con suavidad empieza a cachear a Drew de abajo a arriba, deteniéndose en su culazo, que tan bien marca debajo de los pantalones.

Le da la vuelta y vuelve a sacar su lado de malote, quitándole el cinturón y bajándole los pantalones a lo bestia. Y otra vez el poli bueno, pero esta vez más cerdo que nunca. Se agacha, le saca la pija, larguísima, y se la merienda hasta que no puede tragar más. Al otro lado los colegas han empezado a hacerse pajas. No pueden contener las ganas cuando ven ese miembro tan largo entrando por la boca como si lo hubiera hecho toda su vida.

No usa las manos. Deja la polla frotándose contra su cara y le mete una batida de huevos. Le da la vuelta y explora su espectacular culazo, lamiéndole y metiéndole unos deditos húmedos por el ojete, dejándoselo preparado para levantarse, sacarse la trompa de la bragueta y meterle por detrás la polla sin condón. Es el detective más cerdo que nadie haya visto.

Pone a Drew a cuatro patas sobre la mesa y le hace el triplete con el que logra que lo cante todo. Nadie se resiste a una triple comida de culo, huevos y rabo y menos a una exhaustiva exploración anal con un pañuelo si después te lo meten por la boca y lo comparten contigo besándote. Los colegas montan un fiestote de leche al otro lado, unos dejándose ir cuando Drew lame la polla de Gabriel desde los huevos hasta los abdominales. Los más duros aguantan hasta el final, cuando el detective se la casca y embiste con toda la descontrolada furia del caldo de sus cojones sobre la cara del chaval.

VER THE LEWD DETECTIVE EN MENATPLAY.COM

VER THE LEWD DETECTIVE EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar