FX Rios se folla a Casey Everett sin condón sobre el altar | Dominic Pacifico

REPENT: CORRUPTIBLE ANGEL

El padre FX Rios siempre le daba buenas enseñanzas y por eso acudía a él cada vez que lo necesitaba. “Padre, he pecado, se me ha puesto dura al ver a otros chicos en las duchas de los vestuarios y he dejado salir por mi polla la semilla de la vida“, le confesó Casey Everett esta vez. Consiguió distraer al clérigo de su lectura con tamaña confesión. “Hijo, no tengas miedo, ningún mortal está exento de la corrupción del cuerpo y el alma. Lo mejor es afrontar lo que un día harías con esos chicos para que no caigas de nuevo en la tentación. Acércate y arrodíllate ante mí para redimirte de tus pecados carnales“, le contestó.

Arrodillado, el padre fue desabrochándose el hábito. “Hijo, no temas si se te pone dura y la lujuria se apodera de tu alma cuando veas lo que te voy a mostrar“, le adelantó. Y sí que se le puso dura al ver su espectacular torso y sí que se llevó la lujuria el alma cuando vio caer por su entrepierna un rabo gordo y tan largo como su cara, todo majestuoso. “Peca hijo, peca“, le animó el cura.

Casey ladeó la cabeza, sacó la lengua y con ella atrapó la punta del cipote antes de meterse esa larguísima picha por la boca. Cuánta razón tenía el padre y cómo conocía los designios de la corrupción humana. Mientras se la comía hasta los huevos, pensó que eso era precisamente lo que le apetecía hacer con los chicos de las duchas, agacharse y que le rodearan con sus largas pijas.

La polla flácida se fue convirtiendo poco a poco en un cilindro perfecto, duro y gigante a medida que se la chupaba. Le estaba entrando tanto calor que se quitó la ropa y se quedó desnudito. El padre le cogió con una mano por detrás del cuello y le folló la boca. Ahora los huevos eran casi inalcanzables desde que la tenía tan dura.

Padre, creo que estoy lleno de lujuria y necesito sacarla fuera“, confesó de nuevo el pecador. Poseído por una extraña fuerza, tumbó al padre sobre el suelo delante del altar, se ensartó toda su gigantesca polla sin protección y empezó a practicarle una suculenta paja con el culo. “Padre, creo que ya estoy sintiendo el amor invadiendo mi cuerpo“, dijo al cabo de un rato de estar saltando sobre su verga. “Yo también hijo, yo también“, contestó el padre, que aprovechó para poner a Casey a cuatro patas y darle por el culo antes de que los dos liberasen todo el amor que llevaban en sus lujuriosos y santos cojones.

VER AHORA A FX Y CASEY EN DOMINICPACIFICO.COM

VER AHORA A FX Y CASEY EN DOMINICPACIFICO.COM

Cerrar