Pranksters (Bromistas) 8: El de la bromita de la pistola de agua en el que William Seed se folla a Jax Damon en pleno campo y dentro del 4×4 | MEN

Carga que te carga, a Jax Damon se le da tan bien cargar armas de agua como hacerse pajas, al fin y al cabo el movimiento y la intención es la misma, movimiento con la mano hacia arriba y hacia abajo para poner las balas en su sitio antes de disparar. Se ha unido a unos coleguitas para buscar víctimas para su broma, parar el coche como si fuesen a preguntar por dónde se va a algún sitio y cuando bajen la ventanilla, toma chorrazo de agua que te crió.

Darse un voltio por el barrio de los ricachuelos lo hará más interesante. Ahí va el tiarrón de William Seed de punta en blanco, cachas como él solo, seguro que se ha puesto bien guapo para ir en busca de la novieta. Paran el coche, bajan la ventanilla y disparo en toda la camiseta y los pantalones. Será cabrón que el tio no lleva ni calzones y se le marca y le rebota toda la picha gorda por debajo de las bermudas.

Ahora toca esconder el coche y esperar antes de buscar al siguiente para que no les pillen, pero si se piensan que Will se ha dado por vencido persiguiendo el coche, lo llevan claro. Les ha seguido hasta el bosque y espera el momento oportuno para pillar desprevenido y a solas al que le ha disparado. Le coge de la cabeza, le enseña toda la polla dura colgando entre las piernas, bien marcada por encima de la tela mojada y le hace agacharse para que se la coma toda entera.

Mira cómo me has puesto cabrón, ahora yo te voy a disparar con mi pistola“. Jax se atraganta, no da a basto con tanto rabo y la mano de William no para de forzarle la cabeza por detrás para que se la meta dentro de la boca. Cuando tiene la polla con las babas colgando, le levanta y le da media vuelta estampándole contra el cuatro por cuatro, como un animal le baja los pantalones y de una estacada le clava el rabo por el culo.

El tio parece una locomotora follándole, no para y tiene puesto el turbo. Es como si quisiera meterle la polla hasta la puta cabeza. Will abre las puertas del coche, lo tumba encima de los asientos traseros y sigue petándole el trasero en plan salvaje. Vuelven a salir fuera y hay algo que descoloca a Jax, el empotrador le pide que le coma el culito.

Se arrodilla y cumple órdenes. Menudo culazo. Sin darse cuenta se ha convertido en su putita. Will ya está sentado sobre la hierba, con la espalda apoyada contra la rueda. Jax salta sobre él enganchado a su enorme polla. William está encendido. Un movimiento rápido, se pone en pie y se pajea el rabo. Ahí está Jax, con la cara y la boca preparadas para comerle toda la leche de los huevos que quiera darle. Un chorrazo de agua por un chorrazo de semen de macho no es tan mal intercambio.

VER PRANKSTERS EN MEN.COM

 

VER PRANKSTERS EN MEN.COM

Cerrar