[Men At Play] Axel Brooks le coge el rabo a Dato Foland en el baño en “Tub Rub”

No puedo evitarlo, Dato Foland me vuelve loquito esté como esté y se ponga lo que se ponga, cuando un tio tiene la guapura en los genes no hay tio que se resista. Consigue meterme una buena follada sólo con la mirada, pero admirar el resto de su cara de cerca, como esta escena de Men At Play nos permite hacer, es un puto vicio. Pelito corto y un poco rizado en la frente, cara angulosa de macho, nariz grande y robusta, labios con una forma tan perfecta que entran ganas de besarlos sin parar. Un conjunto exquisito que ya se sale de lo inimaginable cuando se une a un cuerpo de escándalo, musculoso, fuerte, con vello natural, abdominales marcadas. Y para rematar, una pollaza gorda y sin descapullar que está bien rica.

Está guapo de todas las formas, pero en “Tub Rub” se sale. Por fin podemos verlo como en la intimidad, tomando un relax en la bañera, con el cuerpo sobresaliendo del agua y el rabo flotando, una belleza para nuestros ojos. Decide tomarse ese rato de descanso a solas, poniéndose cómodo dentro del agua y haciéndose una paja cerrando los ojos y pensando en vete a saber qué guarrería. Su compañero Axel Brooks llega a casa del trabajo, sube las escaleras hasta el cuarto de baño y se lo encuentra con las manos en la masa. Dato le pide un par de minutos más de relax y sigue pajeándose.

Axel no se marcha de allí, al contrario, se queda mirando, no es para menos con el tiarrón que tiene completamente desnudo enfrente. Dato le echa una mirada y con ella le invita a ir hacia él. El compañero se queda con el traje puesto, sentado al borde de la bañera, se moja la mano y le coge todo el pollón enorme y duro metiéndole una buena paja. Me pone burro eso de ver a un tio hacerle una paja a otro, las miradas de complicidad que te dicen si vas por buen camino, la sensación de tener entre las manos una polla que no es la tuya o de que otro tio te la coja y sentir sus manos agarrándote todo el miembro, comprobar lo que es capaz de hacer…

El compi se la agarra con fuerza y no deja centímetro sin recorrer, metiéndole bien la mano hasta la base y subiendo hasta dejarle todo el capullo sepultado en el pellejo de su propio rabo, metiéndole un meneo de tornillo suave. Si sólo os han hecho o os habeis hecho pajas rectas, probar el tipo tornillo, ya vereis qué gustazo. Tras repasarle el cuerpo y guiñarle un ojo, se agacha y le toma otra vez el rabo para cascárselo más rápido, consiguiendo que Dato le agarre por la corbata y le plante un morreo en la boca. A ver si podeis sobrevivir a esos besazos que se pegan rebozándose los labios y chupándose con la lengua.

Los dos cabrones no se despegan el uno del otro, ni siquiera cuando Dato se levanta, el tio sigue pajeándose mientras se comen las bocas. Por fin Axel le suelta la boca y se dirige a su polla, cogiéndosela con cariño y mamándola. Axel es un tio fuertote y el traje que cada vez tiene más mojado le sienta de maravilla, porque con tanto músculo rellena toda la camisa entera. El machote se come la polla de su compañero sopesándole los huevotes y tragando hasta el fondo a pesar del tamaño de su rabo. La coge con la mano del tronco, se la enfila hacia adentro y cuando no le queda nada que toquetear va directo a sobar y acariciar la bolsa de las pelotas, así una y otra vez.

 TUBRUB_poster

El pollón de Dato Foland da para mucho juego y Axel Brooks descubre lo delicioso que es tragarse el palo hasta las trancas, deslizarlo por su boca y quedarse jugueteando, cogiendo entre sus dientes o entre los labios el pellejo, estirándolo hacia arriba como un chicle. Menudas tragaderas tiene el tio, hasta completamente grande y dura se la mete entera como si nada. Dato se da cuenta y le agarra bien de la cabeza por detrás atrayéndole hacia el interior de su entrepierna hasta tenerla toda dentro posándole los labios sobre los cojones.

Con toda la boca ensalivada, Dato le coge de la cabecita y le vuelve a meter un morreo mientras le saca el rabo por la bragueta. Una delicia descubrir que Axel la tiene casi tan poderosa como la suya, casi la misma forma, gorda y sin descapullar, colgando larga hacia abajo. Al borde de la bañera y de pie, se meten un pajote de macho a macho, un mano a mano en el que solo hay ganadores, hasta que Dato Foland se agacha y se la come devorándola como él sabe hacerlo, dejando que Axel por detrás le ate con la corbata y le una con ella a su cuerpo apretándolo hacia él para que se la coma entera.

A Dato le encanta comer pollas y ahí se queda un buen rato metiendo cabezazos, con la corbata roja enrollada al cuello, que tan bien le sienta a ese cuerpo morenito que tiene. Pieza a pieza, Axel ya se ha quedado completamente sin ropa, sólo con los calcetines rojos y la corbata que ahora se intercambian. Con una piernecita subida a la bañera, Axel le pone el culo a disposición, Dato se introduce por detrás y le mete la lengua por un precioso agujero rosita y apetecible. Conocemos de sobra la dedicación que Dato Foland le pone a comerse un culito, pero eso hay que probarlo para saberlo de primera mano, porque este tio cuando lo hace pone a todos a punto de nieve.

Sintiendo todo ese gusto por el culo, Axel no puede dejar de pensar en el pedazo tio que se lo está haciendo, empieza a gemir, echa las manos hacia atrás y le toquetea enterito, desde el torso, pasando por los biceps y agarrándole la polla. Sin darle casi tiempo para reaccionar, todavía sin condón, Dato aproxima la polla a la entrada de su culo, se la reboza y le mete la cabeza del cipote, después se enfunda el rabo en el preservativo y se la mete por detrás hasta encajársela para proseguir con un baile de caderas rebañándole todo el culo.

Cuando tienes a un tio así dándote por el culo, sólo cabe hacer una cosa, dejarse llevar. Igual que antes los dos se movían con las lenguas y los morros pegados, ahora con la polla dentro, Axel se sale de la bañera y se pone con el culo más en pompa para que se lo siga follando, de frente al espejo, para poder ver la cara de quien le está asesinando el agujero del culo y disfrutar de su belleza mientras le empotra. Dato le pone la corbata como si fueran unas riendas y le monta a caballo, agarrándose bien a la montura.

Con tantas embestidas al galope, Axel tiene que agarrarse a lo primero que pilla con forma de rabo, y encunetra el grifo de la pila. El jinete no aguanta más y emitiendo unos gemidos se la saca del culo y agacha a Axel, poniéndole a tiro de polla y salpicándole con numerosos lefazos que le viajan más allá de la cabeza dejándole toda la cara empapada y el pelo con un chorro blanco de lefa, con los últimos cayendo sobre el cuerpo. Todavía con la polla expulsando leche y dando los últimos espasmos, Dato se agacha para besar a su chaval y degustar el saborcito de la corrida, momento que Axel aprovecha para meterse una paja y reventar leche por el rabo.

>> AXEL BROOKS DISFRUTA DEL RABO DE DATO FOLAND EN EL BAÑO EN “TUB RUB” EN MENATPLAY.COM

tubrub_01 tubrub_02 tubrub_03 tubrub_04 tubrub_05 tubrub_06 tubrub_07 tubrub_08 tubrub_09 tubrub_10 tubrub_11 tubrub_12 tubrub_13 tubrub_14 tubrub_15 tubrub_16 tubrub_17 tubrub_18 tubrub_19 tubrub_20 tubrub_21

>> AXEL BROOKS DISFRUTA DEL RABO DE DATO FOLAND EN EL BAÑO EN “TUB RUB” EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar