Tendencia

Nicholas Bardem se folla sin condón a Allen King en el probador y el mostrador de la tienda erótica | Men At Play

Fit 2

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

Acababa de empezar a trabajar en una tienda de ropa erótica y Allen King mataba los tiempos muertos, esos en los que no pasaba nadie por la tienda, sobre todo a la hora en la que se iba acercando la comida, haciéndose una buena paja. Había entrado justo ese día un conjunto que le molaba, con arnés de cuero y culito al aire. Se miró al espejo. El color y la forma de la prenda le resaltaban la musculatura. Se puso cachondo, agarró una peli porno gay de la sección de vídeo en casa y acabó corriéndose encima del mostrador cerca del teclado, con tan mala suerte que justo en el momento clave apareció su cliente Nicholas Bardem.

Con cara de trágame tierra e intentando escurrir el bulto, Allen se sentó y preguntó qué necesitaba. Nicholas vio la mancha y le contrarrestó con otra pregunta. ¿Qué era aquello? Para sorpresa de Allen, que no podía creer lo que el cliente estaba a punto de hacer, Nicholas alargó la mano, recogió parte de la lefa con un dedo y la saboreó.

A poco que un tio hubiera probado alguna vez el semen, ya fuera de forma casual por una paja bien lanzada o a posta comiendo rabo, jamás podría olvidar ese regusto amargo pero apetecible y por supuesto Nicholas, nada más llevarse le dedo a la boca, supo que eso no era el resultado del derramamiento de un vaso de leche. Cogió unas prendas y se metió en el vestidor sin echar la cortina. Al sacarse la polla por la bragueta, ya la tenía dura. Se la masturbó sin dejar de mirar a Allen, que estaba en el mostrador, y le hizo señas con un dedo para que fuera a comérsela.

Sus dedeos fueron órdenes. Allen se metió con ese daddy tan apetecible en el estrecho espacio del probador, se agachó y le hizo una mamada dejándosela bien rojiza y dura, atragantándose intentando comérsela entera. El espacio no le permitía ponerse a cuatro patas, pero sí darle la espalda junto al espejo que inmortalizó el momento en que ese cabrón le metió el rabo a pelo y se lo jodió.

Nicholas no podía estar más cachondo penetrando a esa belleza de chaval, tan vicioso, con el rabo colgando, tan lago y tan bonito, dando bandazos cada vez que lo empotraba. Allen le miraba girando la cabeza, guiñando un ojo de gusto, señal que le estaba dando donde le gustaba. Continuaron el tour por la tienda follando sobre le mostrador, donde primero Nicholas le penetró el culito con la lengua y luego le dio por culo y le hizo cabalgar sobre sus piernas hasta conseguir que el chico se dejara su segunda ronda de leche encima.

VER FIT EN MENATPLAY.COM

VER FIT EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba