Tendencia

Papi Kocic se folla al chulazo guaperas Javi Gray y se corre encima de su cuello y su barba | MEN

Papi & Javi

BEL AMI ONLINE

Paseó por toda la casa hasta llegar a la zona exterior de la piscina, donde Papi Kocic miraba hacia el horizonte con ojitos ilusionados. Juntos, él y Javi Gray podrían pasar momentos alucinantes entre esas cuatro paredes y fuera de ellas. Ya podían verse follando por todos y cada uno de sus rincones, viviendo la vida que rrealmente habían soñado.

Al escuchar sus pasos, Papi se giró, se levantó y se comió a besos a Javi. Era tan jodidamente guapo que no podía resistirse a cogerle del cuello, meterle toda la lengua y rebañarle hasta el último suspiro como si fuera un puto vampiro destinado a chuparle todo. Sin embargo, el que se lo chupó todo, toda entera, fue Javi, que al ver su porrón, una alucinante polla larga y gruesa que apenas le cabía en la boca, se la empezó a jalar con mucho mimo y acierto.

Cabezazo a cabezazo, la polla se le puso más grande y hermosa, marcando venas, con el cipote descapullado, engrasándose al ritmo de la mamada que Javi le estaba metiendo, dejándosela empapadísima. Se puso de pie, completamente desnudo, agarrando la cabeza de ese tio guapo que se la estaba zampando de lujo y que poco a poco se fue quitando la única prenda que le separaba de quedarse en bolas, los ajustados vaqueros.

Al terminar de quitárselos, Papi gozó de ese cuerpazo que tenía, atlético, musculado, con buenos pectorales peluditos y macizos. También se fijó en que se había puesto contento. Ahora los dos estaban empalmados. Le dio la vuelta poniéndolo a cuatro sobre el sofá y se agachó detrás de él para comerse su precioso culito. Tierno, blanco, redondito y caliente como una hogaza de pan recién hecha.

Le escupió en toda la raja y se ayudó del pulgar para meterle toda la saliva por el ojete. Le coló los morros y comenzó a atizarle con la lengua. Llegaron a sus oídos unos gemiditos apagados que le daban la puta vida y le ponían bien cachondo. No podía dejar de mirar su bonito agujero. Se puso detrás de él de rodillas, acomodando sus piernas peludas de macho, se agarró el pollón y se lo insertó enterito a pelo por todo el culo, hasta que los pelos d ela base del rabo rozaron sus nalgas.

El tremendo apretón que ese culazo le metió a su polla se la puso más dura todavía. Se inclinó hacia adelante buscando su cara, sus besos y se lo folló amándole a fuego lento. Al parar, fue Javi el que buscó su polla, meneando e trasero hacia adelante y hacia atrás, metiéndose todo el rabo él solito. Estaba a punto de suceder el momento más especial del día, cuando Papi se tumbaba todo lo grandote que era, enarbolaba su picha dura hacia arriba y Javi se sentaba encima de sus piernas clavándosela hasta el fondo y cabalgándole.

Le encantaba sentir cómo le pajeaba la polla con ese culo, admirar su cuerpo, derretirse con la mirada de sus lindos ojazos. Estaba tan rico, que no podía aguantar más la leche dentro de los cojones. Aún así siempre le quedaban pilas para darle un poquito más de amor. Le puso de lado y se colocó detrás haciéndole la cucharita, levantándole una pierna y ajustando su polla dentro del ojal, sin condón, desnudita.

Se lo llevó hasta el respaldo del sofá y allí se lo folló bocarriba dejando que se hiciera una paja. Javi se la machacó a tres dedos y se corrió encima, soltando una buena cantidad de esperma a chorrazos. Todavía se estaba recuperando cuando Papi salió de su culo y se acercó masturbándose encima de su cara soltándole una buena lefada con unos tiros largos y espesos que le dejaron bien mojados el cuello, la barba y la boca. Papi usó su polla como un pincel, la mojó en el semen que acababa de dejarle encima y la condujo hacia su boca para que le brindara una última chupadita. Vaya que sí, esa sería la casa perfecta para los dos y su nueva vida.

VER PAPI & JAVI EN MEN.COM

VER PAPI & JAVI EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba