[MEN] Allen King descubre el placer del pollón de Connor Maguire en #Pornstar 3 de Alter Sin

Me pone super cachondo ver a Allen King compartiendo su virilidad con las grandes estrellas del porno gay, aunque él ya sea una de ellas, pero aún no me he acostumbrado a ver a nuestro pornstar español junto a los actores americanos que más me gustan. Cuando esto ocurre, cada momento es muy especial, poniéndome especialmente burraco cuando Allen King planta sus labios sobre sus exquisitas pollazas, cuando empiezan a metérsela por el culo y cuando le enchufan buenos faciales. No puedo evitarlo, cada uno de esos momentos es como si transcurriese a cámara lenta, son algo así como la primera vez que pierdes la virginidad, pues parecido, muy especiales.

No sé si alguna vez os habíais hecho la famosa pregunta o a lo mejor lo habeis explorado por vosotros mismos, de si un tio rubito tiene pelos rubios en la polla o si los tiene morenos. Yo sí. Cuando Allen King le agarra el paquetón a Connor Maguire con tanta fuerza, me viene a la cabeza esta pregunta de nuevo, aunque ya sepa la respuesta. Menudo tiarrón tiene sentado en el sofá, el pelirrojo más guapo, apuesto y buenorro del porno gay. Mientras le besa y le menea el paquetón quizá esté deseando descubrir de qué color tiene los pelos ahí abajo, pero cuando ve la pedazo pollaca y los huevos colgando de ese potro, sabe a lo que debe dedicarse por completo.

Un pollon grandote como a él le gustan. Se pone a cuatro patas devorándole lentamente el rabo, haciéndolo entrar poco a poco por su boca, rellenándosela y notando el calorcito de cada centímetro deslizándose entre sus labios, sintiendo cómo se le pone más y más dura cada vez que sube y baja la cabeza. Menuda limpieza le está haciendo el chavalito ahí abajo. El contacto de la lengua repasando la barra gorda, sintiendo el fresquito del aire al contacto de su saliva pegada y a continuación el contraste del calor de su boca atrapándola de nuevo, le hace cerrar los ojos y gemir en silencio del gusto.

Connor repara en el tremendo pollón del chaval y en unos segundos Allen lo tiene alimentándose de su polla. El mismísimo Connor Maguire está ahí abajo, mamándole el rabo, cogiéndole con cariño las pelotas mientras se la chupa, haciéndole cosquillas con la lengua, rozando con la polla sus mofletes cuando se agacha un poco más y le come los huevos. Allen pone la mano sobre esa cabeza tan grandota que ocupa su torso entero, sobre su pelo y se vuelve loquito mirándola subir y bajar, acompañada por el gusto que está sintiendo en toda la polla.

Si hay algo que a Connor se le da de puta madre es mover la lengua. Lo sentimos chicas, sé que os encantaría que un tio así con tanto arte moviéndola estuviera entre vuestras piernas, pero siento deciros que es nuestro. Fundamental para hacer de una mamada algo legendario y fundamental también para abrir culitos como el de Allen King cuando se le ponen abiertos de piernas y le dejan jugar. El tio empieza con un contacto superficial y rápido, apenas rozando y cosquilleando el contorno del ojete. Con el culete un poco más húmedo, ya va plantando la lengua y ensalivándolo, ajustándola en la raja del culo y taponando el agujero. Me encanta cómo se lo come, la carita de niño malo que pone mientras abre la boca y hace movimientos rápidos con la lengua, con el pandero agarrado entre sus manazas gigantes para que no se le escape. Tiene experiencia suficiente con muchos culitos para saber lo que tiene que hacer y que después no haya ningún tipo de problemas a la hora de meterles el rabo.

La cara de Allen King cuando Connor le posa el cabezón de su polla sobre su agujero es de un gusto inenarrable. Tanto como lo que debe estar sintiendo a medida que se la va metiendo, porque mira que Allen tiene un culito tragón, pero eso entra ajustadito que es una delicia y encima a cada empotrada con los huevazos colgando e impactando en la parte baja del culo del chaval.

Amantes y fans de los chicos haciendo molinillos con su polla permaneced atentos, que sé que a todos nos hace mucha gracia a la par que nos la pone durísima y nos quedamos embelesados delante de la pantalla como hipnotizados admirando el movimiento circular y el contoneo de un buen rabo largo y gordo rebotando en todas las direcciones, libre como un caballo salvaje. Lo que tiene Allen entre las piernas le permite hacer eso y mucho más, se sienta sobre el pollón de Connor dándole la espalda, ofreciéndonos todo su cuerpo penetrado y desnudo ante nuestros ojos y haciendo volar su polla enorme sin dejar de saltar sobre ese macho y clavarse encima.

Cómo me gustaría que me diese unos buenos hostiazos en la cara conm esa porra, sobre todo cuando se le pone dura y el molinillo deja paso a otro bailecito de polla igual o más cachondo si se puede, con el rabo viajando de abajo a arriba y pegándole en todos los abdominales al subir.

Allen King es experto en poner a los tios cachondos, en situaciones y posturas que les hagan sentir dominantes y le empotren el culo como animales salvajes. Con las manos en la mesilla y la parte de atrás del cuerpo en el borde del sofá, el torso inclinado hacia abajo y el culo en pompa, obliga a Connor Maguire a adoptar esa postura que nos encanta a los tios cuando nos follamos a alguien, con el torso casi en paralelo al del otro chico y su cuerpo encerrado entre nuestros brazos uno a cada lado, las rodillas dobladas y el culazo justo en el centro. Una postura que permite meterla con mayor comodidad hasta el fondo, que te regala ese gustazo de sentir en tus muslos y el pubis el roce del culo que tienes follándote y al tener al chaval atrapado entre tus brazos, te hace sentir dominante follándotelo con más ganas. Y para el que está siendo follado, la experiencia es inigualable, sintiendo el cuerpo del otro sobre su espalda y sus respiraciones agitadas y gemidos en la nuca, sabiendo que de vez en cuando puedes girarte y comerle la boca.

Los dos en cuclillas sobre el sofá dispuestos a terminar lo que han empezado, Allen King se encarga de pajear las pollas de los dos, pero sabe perfectamente lo que quiere, está deseando ver cómo sale semen de la raja de ese cipotón y para poder verlo en primer plano la necesita justo encima de su cara. Connor se la pajea y la lefa le sale de un chorrazo cayendo sobre el pelo, la lengua, los labios y deja un reguero calentito en la barbilla del chaval. Allen se recrea en la corrida, se embucha la polla llena de lefa en toda la boca y resbala los labios y la nariz por el tronco sudadito notando el olorcito a rabo y semen.

Con todo ese gusto en la boca, se tumba sobre el sofá y se pajea mientras Connor le come las pelotas. Justo en ese momento otra vez sigo sin acostumbrarme. Me imagino a Allen hace un par de años pajeándose viendo una peli porno, con actores con los que le encantaría follar. Y ahora está ahí, con uno de ellos, con toda su lefa rezumando y el saborcito de sus cojones en su boca, con su cara guapa plantada enfrente de su rabo esperando que se corra, soltando leche como un campeón y alucinando con esa mano que le coge el rabo, la cabecita que se acerca, le recoge de la raja parte del semen y sube para que lo disfruten entre los dos.

Y sí, Connor Maguire también es pelirrojo ahí abajo, ya teneis la respuesta a la eterna pregunta 😛

>> VER VIDEO COMPLETO ALLEN KING DESCUBRE LO QUE TIENE AHÍ ABAJO CONNOR MAGUIRE EN MEN.COM

Allen-King-Connor-Maguire

>> VER VIDEO COMPLETO ALLEN KING DESCUBRE LO QUE TIENE AHÍ ABAJO CONNOR MAGUIRE EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba