Tendencia

El escultural machote Tony D’Angelo da presupuesto de obra a Edwin Robinson poniéndole a mamar rabo y jodiéndole el agujero del culo a pelo | MASQULIN

The Estimate

BEL AMI ONLINE

Lo de hacer favores era algo que a Tony D’Angelo se le daba muy bien. Si llegaba a alguna casa para dar un presupuesto por hacer una obra y el culito que veía se le antojaba, lo único que tenía que hacer era subir un poco más de la cuenta el precio y en cuanto el propietario ponía carita de pena temiendo que nunca podría afrontar esos gastos, ahí estaba él para echar una manita.

Con la pintaca de chulazo que tenía no se le daba nada mal. Fornido, destacando sus músculos y pectorales con esa camiseta de tirantes blanca, tatuado y atractivo, primero sondeaba al posible cliente tanteándolo con una seducción atrevida para ver si le molaba. En algunos tios como Edwin Robinson era evidente que les tiraban más los rabos que dos tetas, cuando al levantar los brazos y mostrar su musculatura y sus sobacos, se le llenó de sudor la frente y empezó a tgener serios problemas en la bragueta.

A Edwin le encantaba caldear el ambiente una vez tenía a su cliente metido en el bolsillo. Su siguiente paso era la firma de papeles. Una firmita por una mamadita. Le bastaba sacarse su largo miembro viril por la bragueta y menearlo para hipnotizar a cualquier hombre. Qué tio se podría resistir a un currela cachas y con casco a favor de obra. Tony se levantó y puso a comer a Edwin de su palo duro y caliente, venoso, mientras la bolsa colgante de sus pelotas se recomponía fuera de sus apretados gayumbos.

Las maniobras eran su obra de arte. Una vez tenía un culo a placer, tenerla tan larga le convertía en el puto amo, pues podía meter unas vertiginosas enculadas sacando y metiendo su miembro sin condón por el agujero hasta hacer temblar de gusto a cualquiera. Tener un cuerpazo escultural le abría todas las puertas, los ojetes dilataban a su paso y entonces ponía la puntilla final cascándose sus colgantes y precioso huevos en la raja antes de sacar la chorra y ordeñársela donde pillara, como un buen machote.

VER THE ESTIMATE EN MASQULIN.COM

VER THE ESTIMATE EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba