Tayte Hanson se folla sin condón el apretado culazo del guaperas Kane Fox | Cocky Boys

El chico al que había deseado toda la noche estaba ahora en su cama de la habitación de hotel, tendido boca abajo, esperando a que una boca juguetona y hambrienta le devorara el culo de una vez. Tayte Hanson no supo por dónde empezar a comerse ese crujiente caramelito. Sin duda Kane Fox iba preparado para que un buen macho se lo cogiera, con esos calzones abiertos por detrás. Tayte se hizo un hueco arrodillándose entre sus piernas, le desplego las nalgas con suavidad desplazándolas hacia afuera, le escupió en la raja y empezó a comer.

Mientras le comía el ojete, miró hacia arriba y vio cómo Kane giraba la cara, intentando ver qué sucedía por allí abajo, porque podía sentirlo en sus propias carnes, pero no verlo. Esa carita guapa de la que Tayte se había enamorado, blanquita, con ese bigotito de pelazos negros y esa perilla debajo del labio, le llevaron a acercarse y besarle. Necesitaba sentir cómo le echaba dentro el aliento después de haberle comido el culo.

Luego le dio de comer polla y supo, por cómo la comía a trangullones, que ese tamaño era lo suficientemente grande para él. Adoraba cada vez que el chaval miraba con esos ojazos hacia arriba, con la polla encima de la cara o dentro de la boca. Justo en esos momentos algo inexplicable recorría la espalda de Tayte de abajo a arriba a punto de hacer que se le aflojara el cerrojo de los huevos que contenía toda la leche.

Escupió una vezs más en la raja del culo de ese campeón, pero esta vez para meterle toda la polla a pelo. Entró muy ajustada, resbalando entre sus nalgas, aprisionada. Tras la exploración inicial, le abrazó por detrás y se lo empezó a follar sin compasión. Al ponerlo bocarriba y metérsela de nuevo, la polla entró igual de apretada que al principio.

Le costó hacerse hueco, pero una vez más lo logró. Antes le quitó a Kane los calzones para admirar su larga picha empalmada retozando sobre su vientre. Kane se recreó en el musculoso cuerpazo de Tayte, todo un adonis. Alargó la mano y le rozó los marcados abdominales. Con mucho tacto, alzó las piernas, primero la dejó descansando sobre sus hombros y luego le llevó un pinrel a la boca.

Sí, a Tayte le iba comer pies y le saboreó cada dedo con lengua y labios igual que si fueran pollas. Kane, ese chavalito que aparentaba ser tan tímido, se volvió perverso y le cabalgó la polla. Ya sólo salió de su culo para correrse. Entonces kane acercó la cara, tumbado de lado sobre la cama y se llevó toda la ración de leche que pudo cazar, antes de tumbarse y cascársela.

VER A TAYTE Y KANE EN COCKYBOYS.COM

VER A TAYTE Y KANE EN COCKYBOYS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba