Roman Tate se folla el dulce culito de 18 años de Price Hogan y se corre en su espalda con unos buenos lefazos | GayHoopla

Hay que ver cómo se movía el cabrón, simulando que tenía una buena polla dentro del ojete. Roman Tate estaba sentado en el sofá y Price Hogan no paraba de rebozar el culo por su cebolleta que cada vez se estaba poniendo más dura. El chaval le tenía agarrado por el cuello y se lo comía a besos, demostrándole las ganas que le tenía.

Después de los besos, fue bajando por su cuerpo. Con tanto roce, a Roman se le había puesto tan dura que le sobresalía por los calzones. Price sólo tuvo que tirar un poco de la goma hacia abajo para descubrirle todo el rabo. Tenía tanta hambre que prefirió dejar la goma por encima de los huevos para no esperar y meterse la tranca en la boca.

En un momento ya le tenía la verga encharcada con babas, un montón de saliva saliendo de su boca y mojando toda su polla. Si tanta hambre tenía de rabo, lo iba a tener pero bien adentro. Le tumbó, le abrió de piernas y degustó su joven culito, entreteniéndose en ese ojete rosáceo y de apariencia virginal pero bien peludete, con una buena pelambrera rodeando el agujero.

Se lo folló por detrás, a cuatro patas sobre el suelo. Cada vez que bajaba la vista y veía ese culazo de dieciocho años, tan redondito, tan blanco, tenía que levantar la mirada para no correrse. Hasta que no pudo más, le sacó la polla del agujero y le lanzó unos trallazos de lefa potentes que había estado acumulando dentro, dejando la espalda del chaval mojadita con un lefazo que le llegó hasta el hombro derecho.

VER A PRICE Y ROMAN EN GAYHOOPLA.COM

VER A PRICE Y ROMAN EN GAYHOOPLA.COM

Mostrar más
Botón volver arriba