Tendencia

William Seed se folla a saco a Steve Rickz sobre la mesa del comedor | MEN

Creampie'd

La puerta estaba abierta, tal y como le había dicho que estaría. William Seed entornó la puerta sin hacer ruido y se coló en la casa de puntillas. Ahora a buscar la ducha, a ponerse limpito, guapo y perfumado, desnudito sobre la cama de su chico a esperarle cuando llegara del gym. Lo que no esperaba era encontrarse con la madre y la abuela, teniendo que hacerse pasar por un amigo.

La cara de Steve Rickz cuando vio a su novio dentro de casa con su familia era un poema. Will se levantó a saludarle y, aunque no podía decirle lo que había ocurrido, más o menos se lo dejó caer poniendo caras. “Ey tio, te estaba esperando para ir juntos a comprarme unas zapas“, le dijo, cuando en realidad lo que no sabía su familia era que estaba allí para follarle a saco el culo a su hijo y nieto respectivamente.

Deberían estar ya retozando sobre la cama, pero en lugar de eso estaban sentados a la mesa degustando uno de los postres de la abuela, como una buena familia. Steve, que estaba deseando llegar del gym para comerle la polla a su chico, estaba más caliente y salido que el pico de una mesa. A riesgo de ser pillado, empezó a cogerle el paquete a Will por debajo del mantel, le sacó la verga por la bragueta y empezó a masturbarle. Tenía tanta hambre que hizo como que se le había caído algo para ponerse a cuatro patas por debajo de la mesa y así poder chupar la pija a su novio.

Qué suerte que el pulso de la abuela falló y se le cayó encima de la ropa un trozo de gelatina. Su madre se la llevó a la habitación para cambiarla y fue el momento que aprovecharon para follar con un aquí te pillo, aquí te cepillo. Steve se tumbó bocabajo sobre la mesa dejando el culo en el borde, Will retiró de la mesa todo lo que le estorbaba, se bajó los pantalones hasta los tobillos, se desabrochó un par de botones de la camisa y se puso a follarse el culo de su chico en plan machote, arremetiendo a pollazos.

El cambio de ropa de la abuela iba para largo y encima en el baño ya sonaba el agua de la ducha. Los dos se despelotaron, poniéndose cachondos admirando sus musculosos cuerpazos. Steve se dio la vuelta para observar cómo su guapo y fornido noviete ponía cada músculo en tensión mientras le metía la polla. Con esas bonitas vistas se pajilleó la minga y se corrió encima.

VER CREAMPIED EN MEN.COM

VER CREAMPIED EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba