Jack Harrer y Joel Birkin se dan un homenaje frotándose y masturbando sus larguísimas y gordas pollas hasta sacarse la leche | Bel Ami Online

El infatigable y cada vez más atractivo y viciosete Jack Harrer, coge la cámara y se mete en el baño, donde Joel Birkin está tomando una ducha. Como era de esperar, el cabrón está medio empalmado y su kilométrica polla cuelga y se alza entre sus piernas como una diosa. Jack no puede evitar cogérsela con la mano. Parece que fue ayer cuando junto con los Kinky Angels se zampaban ese miembro entre varios tios llenándose los morros con su lefa.

Lo quiere un ratito para él a solas. Se lo lleva a la habitación y cuando entran echa el pestillo para que nadie moleste. Joel comprende lo que quiere, se sienta en la cama y empieza a masturbársela, obligado a hacer amplios movimientos con el brazo y la mano debido a la longitud de su enorme miembro viril. Jack se sienta a su lado y le retira la mano para cogerla de nuevo con la suya. Acerca bien la cámara, intentando demostrar en vano las dimensiones de ese gigantesco pollón. No puede, porque en este caso la realidad supera cualquier ficción.

Sube la piel recubriendo el glande, la baja descapullándoselo, lo filma de frente con un primer plano que deja con la boca abierta. Jack empieza a notar serios problemas en su entrepierna. Sus calzones ya no pueden contener la erección que le está provocando tocar ese rabaco. Se la saca y comienzan una lucha clásica de espadas entre hombres, entrechocando los cipotes y las mingas sin darles cuartelillo.

Rebozan una polla sobre otra, a cada cual más grande y gorda y complementan el roce con unos besos que nacen del más puro vicio. Joel agarra una polla con cada mano, las hace coincidir desde los huevos y las pajea. Las separa y sigue dándole duro a las mancuernas cada una por su lado. Se le marcan los biceps mientras lo hace.

Jack coge el testigo y sigue jugando con las dos pijas. Las compara una al lado de la otra. El cipote de Joel tocando la base del rabo de Jack y viceversa. Jack se coge las bolas y restriega el pollón de Joel contra ellas, proporcionándole un gustito extra.

Por si la cosa no estaba lo suficientemente caliente, Jack coge lubricante y lo echa en abundante cantidad sobre el pollón de su colega. Acto seguido, hace un hueco estrecho, firme e inamovible con su mano y se la empieza a cascar desde la base hasta la punta. Resbala de puta madre y se asemeja mucho a lo que puede sentir metiéndola dentro de un culo.

Después de disfrutar de nuevo de las vistas, une su rabo al juego y echa más lubricante. Vuelve a unirlas, a restregar los capullos, a masturbar esos dos enormes pijotes. Joel ladea la polla de Jack y empieza a darle un masaje con ella, haciendo impactar su rabo encima con ligeros toquecitos. Deja caer el rabo de Jack y le masajea la base y los huevos.

Toma el mando de las dos pollas y las pajea con energía. Jack empieza a gemir y a jurar que se corre. Joel no frena y en cuestión de segundos, una lluvia de lefa sale del pitorro de Jack dejándole el torso lleno de semen. Joel sigue machacándose su gigantesco rabo y se saca la leche uniéndola a la de su amigo. No han necesitado abrirse de piernas, ni mamar, ni follar, para darse cuenta de las bondades de una buena paja entre colegas.

VER A JACK Y JOEL EN BELAMIONLINE.COM

VER A JACK Y JOEL EN BELAMIONLINE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar