Las fotografías de Allen King en su debut para Lucas Entertainment

Su sonrisa es una invitación a un mundo loco de fantasías. La de Allen King no es una sonrisa normal, sino que está cargada de intenciones para ponértela bien dura, para que después él acuda con su mano abierta, te meta un agarrón al paquete y decida si puedes viajar más allá en ese mundo de vicio que se oculta bajo sus pantalones vaqueros.

Sin reparos, no duda en quitarse los pantalones porque está bien bueno. Piernazas, torso musculadito, un culazo que invita a cometer locuras, menudo y precioso, perfecto para que los tios más pollones se diviertan como auténticos animales colando su tranca en esa apretada y acogedora hendidura, un rabo que a medida que crece empieza a mostrar todas sus bondades, larguísimo, uniforme, con el grosor suficiente para saciar la sed del mejor de los mamones.

Es su larga y apetitosa polla un arma de doble filo, porque obliga a debatirse en el eterno dilema de si empezar a darle por detrás o entretenerse a chuparle la pija sin descanso. Decidas lo que decidas, un primer encuentro con Allen seguro que nunca sería del todo suficiente, porque te lo follarías y te correrías antes de que pudieras disfrutar de todos los encantos de su adorada versatilidad. Siempre quedaría algo más que descubrir y aunque estuviera ya todo descubierto, te encantaría repetir.

Rico Marlon le mete la polla. Las piernas de Allen se abren por instinto. Es de recibo recibir a los invitados con las puertas abiertas. Rico le agarra enseguida las piernas y las reconduce a su manera para hacer que ese culazo se amarre bien a su gordísima polla. Allen disfruta con ese macho que toma las riendas y se da gusto con su cuerpo. Le deja entrar hasta el fondo, sin condón, una y otra vez. [ Lee la historia completa en “Sharing Allen King’s Hole: Allen King y Rico Marlon]

VER SHARING ALLEN KING’S HOLE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER SHARING ALLEN KING’S HOLE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Botón volver arriba
Cerrar