Tendencia

Spencer Laval se folla al jovencito paparazzi Evan Landers sin condón | Next Door

Security Measures

Los cabrones de los paparazzi no paran estos días. Desde que salió su nueva peli, andan rondando la casa de Spencer Laval en busca de alguna foto robada. Los periodistas de siempre le suelen hacer llamadas o esperar a la puerta para su entrevista, pero estos capullos, los más jovencitos que tienen que ganarse el puesto luchando cada foto con uñas y dientes, hacen lo que sea por conseguir su meta. Spencer piensa dar a uno de ellos lo que busca y mucho más para ayudarle a alcanzar el éxito.

Con cámaras alrededor de toda la casa, pudiendo controlarlas y visualizarlas desde el teléfono móvil, ve al jovencito Evan Landers del Daily Pajotes ocupar un lugar en la ventana del dormitorio del piso de abajo, agazapado entre los matorrales. Spencer baja y se tumba en la cama dispuesto a hacerse una paja, se toca el paquete y de reojo ve que el chaval no para de tomar instantáneas. Se levanta de la cama, hace como que va un rato al baño y se cuela por detrás del jardín dándole caza.

El chavalín no sabe dónde meterse, pero a Spencer no le gusta ser tan malo con la prensa y menos con paparazzis tan guapetes como ese que están comom un quesito de ricos. “¿Te estaba gustando lo que veías?“, le pregunta Spencer. Evan se hace el tímido intentando rehuir la pregunta, así que Spencer le ayuda: “Pasa dentro, me la chupas, me dejas follarte ese culito tan mono y después te dejo hacerme las fotos que andabas buscando“.

Tras semanas estudiando cada uno de sus movimientos, Spencer se ha convertido para Evan en casi un ídolo. La oportunidad de verle desnudo se le hace casi intangible, pero ahora la tiene a tiro. Lo invita a su casa, a la cama, se quita la camiseta y Evan se lanza a besarle los pectorales, esos que tan bien le lucen enfundados en un traje apretado en las pelis de superhéroes que hace, mientras él le toca el culito por encima de los pantalones vaqueros.

Le coge la polla, se la masturba, se la come, notando cómo crece entre sus manos. Después le da de comer la suya, larga y venosa. Tiene que retirar la vista hacia otro lado para no correrse. Aquello es demasiado, una de sus estrellas favoritas cascándole la polla con los labios. Ve a Spencer desnudo por completo por primera vez. Ahora entiende por qué lo cogen para el papel de superhéroe. Un torso voluminoso, grandes biceps, todo un macho.

Gatea a cuatro patas sobre la cama y le da la espalda, le regala el culo. A ese cabrón le gusta hacerlo sin condón. La polla le entra por el agujero justita. Después de un rato siendo follado, Evan cree que ya está preparado para mirarle cara a cara. Se tumba boca arriba y se abre de piernas ante él dejando el ojete a tiro al borde de la cama. El grandullón le coge cada pierna con una mano, mira hacia abajo y le encasqueta el pollón caliente, sacando y metiendo a un ritmo pausado pero constante que hace que Evan se vuelva loco. Le da miedo rozarse su propio rabo con la mano, no sea que… no sea que… a tomar por culo. La visión de ese cuerpazo, sus manos fuertes agarrándole, su torso convertido en una piscina de lefa.

VER SECURITY MEASURES EN NEXTDOORSTUDIOS.COM

VER SECURITY MEASURES EN NEXTDOORSTUDIOS.COM

Botón volver arriba
Cerrar