Especial día del padre: Dean Phoenix se folla a pelo a Michael Del Ray | MEN

Shameless Thot

Para un padre con los cuarenta bien armados, a veces es difícil comprender por qué a los más jovencitos les encanta eso de ir alardeando por ahí de sus mejores caras y demás en sus redes sociales. Bien pensado, Dean Phoenix cree que eso no es que sea muy distinto a lo que él hacía, paseándose sin toalla por los vestuarios del gym, luciendo su larguísimo rabo entre las piernas y dejando que el boca a boca hiciera el resto. En su caso le llovían comentarios, habladurías y proposiciones indentes, mientras que en el caso de su hijo Michael Del Ray, aparte de mucho de esto último, le llovían likes.

Hasta ahora le había pillado enfrente del espejo haciéndose selfies, aunque intuía que también se grababa haciéndose pajas cuando entornaba la puerta. Un buen día pasó por su habitación y se lo encontró a cuatro patas con unos calzones abiertos por detrás, enseñando todo el culo abierto a la humanidad. “Hijo, si quieres una foto de buen puto verbenero, yo te voy a enseñar a hacerte una que vas a tener miles de seguidores en segundos. Cuando vean cómo le comes la polla a tu progenitor y cómo te la mete por el culo, van a flipar“.

Hasta el fondo, papi“, respondió Michael. Ver por primera vez el rabo de su padre morcillón, le dejó los ojos abiertos como platos. Era enorme, como un plátano de los grandes y gordos de los que te dejan bien hinchada la barriga cuando te los metes entre ceja y ceja. Dejó que su padre tomara el control desde ese momento, dejándose follar la boca y abriéndose de piernas.

Qué gustito le dio notar cómo le cogía el rabo con sus grandes manos, lo pasaba por detrás entre sus piernas y le lamía el cipote, el tronco de la polla, los huevos y el ojete, todo a tiro. Entonces le atravesó a pelo el agujero con el pollón, el mismo que sirvió de conducto para traerle a la vida.

Y ahora ven, que se van a volver locos con esto“. Papá sabía lo que se hacía. Se cascó un pajote encima de su cara dejándole todos los lefotes, le robó el móvil, le hizo una foto relamiéndose los mecos y la colgó en sus redes. “Ahora ya eres el putón oficial del reino“, le dijo. Michael sonrió contento por la hazaña, mientras Dean salía de su habitación con los cojones descargados, la picha colgando mojada y pensando que en sus años mozos se regalaba algo como un perfume en el día del padre. Joder, sí han cambiado los tiempos, sí. Estos putos cabrones cómo aprenden.

VER SHAMELESS THOT EN MEN.COM

VER SHAMELESS THOT EN MEN.COM

Botón volver arriba
Cerrar