Logan Rogue y Max Arion petan a pollazos sin condón a los cerdetes de Ken Summers y Dakota Payne | Lucas Entertainment

Daddies And Bros Raw

Érase una vez tres cerditos. Los más pequeños se llamaban Ken Summers y Dakota Payne. Uno tenía una casita hecha de paja, muy fácil de derribar y el otro una casita de madera, algo más resistente, pero no lo demasiado como para aguantar los contínuos vendavales que la naturaleza encargaba por esas tierras. El mayor se llamaba Max Arion y en su casa de ladrillo terminó cobijando a sus dos hermanos hasta la llegada de su padre.

Soy yo, abridme la puerta“, gritó una voz del otro lado. Max hizo retroceder a sus dos hermanos y echó una ojeada por la mirilla. Pronto reconoció la silueta de su padre, pero como el lobo podía cambiar de piel y era tan zorro, acudió al santo y seña. “Si de verdad eres tú nuestro padre, enseña la patita por debajo de la puerta“, dijo Max.

Logan Rogue, en lugar de quitarse los zapatos y hacer caso a su hijo mayor, se desbrochó la bragueta y metió la polla por la portezuela del buzón. Su hijo la reconoció al momento. Ese enorme y gordo pollón sólo podía ser de su padre. Los tres cerditos acudieron contentos a saludarle, se desnudaron y celebraron la llegada del patriarca de la familia ofreciéndole sus culos para que se los follara a pelo.

Hambrientos después de tantos días, Ken y Dakota tenían mucha hambre. Para que no tuvieran que comer por turnos del rabo de papá, Max se sacó su enorme y larga verga y alimentó a uno de ellos, compartiendo la responsabilidad de alimentar a los más pequeños por la boca y por el culo, empalando sus culos a pollazos, con tanta rabia y tanta fuerza que recordaban a la ferocidad de un lobo, ese que andaba por ahí al acecho en la oscuridad del bosque mientras los cerdetes disfrutaban del calorcito de una chimenea, con las nalgas cubiertas de leche mientras papá les contaba historias.

VER DADDIES AND BROS RAW EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER DADDIES AND BROS RAW EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Botón volver arriba
Cerrar