Tendencia

Attack Of My Clone 2: David Blake hace un clon de Diego Sans para comerle el nabo y para que se lo folle | MEN

Tener a una estrella del porno como compañero de piso, que encima está buenísimo, con buen rabo y encima muy lefero, pues hay que comprender a David Blake. El pobre no es de piedra y después de varias semanas conviviendo bajo el mismo techo, mirando por la rendija de su puerta cómo se masturba Diego Sans y cómo se limpia el semen con los calzones dándoles vuelta y vuelta de lo mojados que se quedan, ha decidido recurrir a un nuevo experimento de clonación.

El tio no le hace caso y la última vez que se le insinuó pasó de su cara. Con esto espera poner un parche a su destrozado corazoncito. Aprovecha que se ha ido a la ducha y ha dejado los gayumbos inseminados encima de la cama, para entrar y robarle un poco de semen con una jeringa. Tendrá que pasar un tiempo hasta que sus colegas del laboratorio creen un clon con esa semilla, pero merecerá la pena.

Una semanas más tarde ahí está con el clon de Diego, practicando deporte al aire libre, comiendo palomitas juntos mientras ven una peli, lo que haría cualquier pareja de a pie. Y sí, mucho amor y también mucha caña, porque ese clon tiene los genes del original y se comporta igual de caballero dejando que David le cabalgue el pito que como un animal metiéndole el pollón por el culo de cabo a rabo.

Diego, el original, creía que ya lo había visto todo en esta vida hasta que entró por la puerta de la habitación de su compi para pedirle algo de pasta para el taxi y se encontró a sí mismo en bolas metiendo la polla al chaval, con su clon mirándole y sonriéndole. De verdad que fue muy rara la sensación, tanto que se asustó y salió por patas. ¿Estaban empezando los clones a adueñarse de este jodido mundo?

VER ATTACK OF MY CLONE EN MEN.COM

VER ATTACK OF MY CLONE EN MEN.COM

Botón volver arriba
Cerrar