Vic Valentine termina con su cuerpazo cubierto de lefa después de que Tim Kruger le meta una buena follada | Tim Tales

Si hay alguien que demuestra que los negocios y el placer pueden ser complementarios, ese es Vic Valentine. Traductor danés afincado en Amsterdam, su cara de macho atractivo y cuerpo fornido y peludo y que le guste ser una auténtica puta en la cama, no están reñidos con su gran inteligencia.

Cuando Tim Kruger lo tiene empalado en su enorme verga, tumbado boca arriba y de piernas abiertas, los huevos se le llenan de leche viendo lo que tiene enfrente. No puede creer que un tio tan buenorro se esté rebozando como un cerdo encima de su sofá, gimiendo, apretando los dientes, llevándose las manos a la cabeza, esnifándose los sobacos mientras se lo folla duro.

Correrse en su cara es poco para lo que le apetece hacerle cuando le tiene comiendo de su polla. Es la forma en la que se la chupa y, con ella todavía en la mano, levanta esa carita y le echa una mirada que está para comérselo. Cómo no va a querer pollearle hasta el infinito, sacando y metiendo toda la verga dura de principio a fin para llenar a ese cabronazo de gusto.

Han disfrutado tanto que tienen los huevos cargados y el cuerpazo de Vic se convierte en el lienzo donde van a terminar esa lucha a pajas. Y menudo lienzo, que acaba pintado de blanco de la polla hasta el cuello, preparado para que nuestras mentes insanas piensen en darle un repaso con la lengua. Vic se mira todo mojado y el cabrón se rie. Cómo le gusta.

VER AHORA A VIC Y TIM EN TIMTALES.COM

 

VER AHORA A VIC Y TIM EN TIMTALES.COM

Cerrar